3 destinos de la Riviera Francesa que debes visitar

Queridos viajeros, esta es la última entrega de este fascinante viaje por la Riviera Francesa, un destino lleno de glamour y digno de cualquier jetsetero. Aquí 3 recomendaciones más de lugares para visitar en su escapada por la región de las mimosas.

Saint-Raphaël

St. Raphaël es una pequeña ciudad de la Riviera Francesa, para que se ubiquen está en el extremo este del Golfo de Fréjus, a 20 km al noreste de Saint-Tropez, a 25 km al suroeste de Cannes, a 111 km al este de Marsella, y a 74 km al suroeste de la frontera italiana; París está a 695 km.

St. Raphaël fue, en sus orígenes, un pueblecito pesquero que se convirtió, a partir de la segunda mitad del siglo XIX, en un destino turístico, como toda la costa azul, para artistas, políticos y gente adinerada atraídos por el entorno privilegiado en el que se encuentra y por su increíble clima. St- Raphaël tiene un encanto único: su costa se extiende por 36 kilómetros en donde podemos elegir entre 30 playas.

Riviera Francesa

El puerto de St. Raphaël, un ejemplo de la mezcla entre lo pintoresco y lo moderno, entre el lujo y la sobriedad, todo ello muy provenzal.

Uno de los principales atractivos de St. Raphaël son sus infraestructuras y servicios náuticos: se pueden dar paseos a bordo de barcos que salen de los cinco puertos que hay a lo largo de la costa (Vieux-Port, Santa-Lucia, Boulouris, Poussaï y Agay); existe también un barco con visión submarina que sale del Puerto Viejo y del Puerto de Agay.

St. Raphaël ha mantenido el encanto de un viejo pueblo pesquero; su casco antiguo es de un gran atractivo, con sus callejuelas estrechas y sus mercados típicamente provenzales. Hay que detenerse para visitar la iglesia de San Rafeu (o iglesia de San Pedro) del siglo XII, ampliada en el siglo XVIII, cuyo presbiterio alberga el museo arqueológico. Después, desde lo alto de la Torre vigía (s. XIII) contemplar la impresionante vista panorámica sobre la bahía. En cuanto al barrio de la marina, se encuentra en pleno centro y alberga un casino y numerosos chalets fastuosos.

La Basílica Notre-Dame-de-la-Victoire es uno de los monumentos característicos de St. Raphaël, ya que llama la atención por su estilo neorománico-bizantino, muy de moda en la época en la que fue construida (s. XIX); de hecho, era un poco el mismo estilo ideado para la basílica del Sacré-Coeur de París. Fue construida en arenisca rosa del Esterel en 1887 para conmemorar la batalla de Lepanto que tuvo lugar el 7 de octubre de 1571. Todos aquéllos que vengan de vacaciones a la zona, vale la pena que visiten la basílica, ya que los decorados interiores recuerdan a aquéllos de la basílica de Santa Sofía de Constantinopla.

La iglesia románica de St. Raphaël data del siglo XII y forma parte de un conjunto fortificado de época medieval; las murallas y los vestigios de las torres son todavía visibles desde el jardín del museo. La cripta pertenece a una construcción del siglo XI inacabada. En la parte inferior pueden observarse las construcciones anteriores que ilustran los orígenes de la cristianización del campo. Está clasificada como Monumento Histórico desde 1907. Las criptas son accesibles al público todo el año y la entrada es gratuita.

Fiesta de la luz (Fête de la lumière)

Desde hace 14 años, St. Raphaël se ilumina en Navidad y se convierte en un lugar mágico. El corazón de la ciudad y los monumentos más importantes se llenan de luz, invitando a los paseos nocturnos. El patrimonio histórico y natural cede su espacio a espectáculos teatrales de luces y colores.

Riviera Francesa

Las troupes desfilan por toda la ciudad saliendo del casco viejo, pasando por el ayuntamiento y la basílica hasta llegar al belén. El público asiste a un espectáculo de imágenes sorprendentes, efectos especiales y pirotécnicos.

La Cornisa de Oro (La Corniche d’Or)

Riviera Francesa

También llamada Cornisa del Esterel, forma parte de la carretera nacional 98 y se alarga por 40 km. uniendo St. Raphaël con Cannes, ofreciendo paisajes magníficos y vistas panorámicas que constituyen la materialización de la idea que tenemos de la Costa Azul.

El Dramont y la Isla de Oro (L’Ile d’Or)

La Isla de Oro o L’île d’Or se encuentra entre los 60 parajes más bellos de Francia. Privatizada desde 1897, fue escenario de recepciones fastuosas y el propietario de la época se proclamo, nada más y nada menos que ¡Rey de la isla! La Torre vigía, cuadrada y almenada, fue construida con piedra roja del macizo del Esterel. La Isla de Oro fue inmortalizada por el autor de Tin Tin, Hergé, en “La Isla negra”.

Riviera Francesa

La gran playa del Dramont fue uno de los principales lugares del desembarco en Provenza de los aliados en la Segunda Guerra Mundial. El 15 de agosto de 1944, desembarcaron en la playa 20 mil soldados de la 36 división de Texas del ejército americano y lo hicieron en menos de 10 horas.

A los pies del Cabo Dramont se encuentra el puertecito pesquero del Poussaï. El Cabo Dramont forma parte del espacio boscoso patrimonio natural del Esterel. Y alberga una de las partes más bellas y más accesibles del Sendero del Litoral. En la cima, el Sémaphore fue construido en 1860 sobre las ruinas de una torre vigía que data de 1562 que se utiliza todavía para la vigilancia del mar -tiene un papel destacado en la lucha contra la contaminación-.

Detrás del Cabo Dramont hay una pequeña playa de gran belleza. No muy lejos, se sitúan numerosas residencias de la “Belle Epoque” donde vivían artistas y escritores que forman el emplazamiento de Camp Long.

Sainte-Maxime

Otro destino imperdible en la Riviera Francesa es Sainte-Maxime justo enfrente de Saint-Tropez, entre el Macizo des Maures y el golfo de Saint-Tropez, entre el azul del mar y el verde de los bosques, con sus 11 kilómetros de litoral, Sainte-Maxime es la tercera escala en la ruta de la mimosa, es un lugar encantador típico de la Provenza.

Riviera Francesa

Al estar en Sainte-Maxime no pueden dejar de visitar el jardín botánico des Myrtes, la Iglesia Sainte-Maxime, uno de los edificios más antiguos del pueblo, con su Tour Carrée, una torre defensiva de los siglos XVI-XVII, también conocida como Tour des Dames y el Parque Aqualand.

Fiestas

Corso de la mimosa en Sainte-Maxime

El Corso de la mimosa de Sainte-Maxime tiene lugar en el mes de febrero y es similar al que se celebra en Mandelieu: un desfile de carrozas decoradas con cientos de mimosas. A lo largo de un fin de semana podrán asistir a varios eventos. El sábado pueden visitar los talleres de construcción y decoración de las carrozas y por la noche asistir al gran desfile nocturno por las calles del centro; se distribuyen entre los visitantes farolillos (lampions) que convierten la ciudad en un lugar mágico. También se distribuyen mimosas en ocasión de la elección de Miss Sainte-Maxime.

Riviera Francesa

El domingo, a partir de las 14:30, tiene lugar el gran desfile de carrozas decoradas con mimosas, que recorre el paseo marítimo acompañadas por músicos que tocan entre la gente disfrazada. Al llegar a la playa del centro, se distribuyen mimosas entre los asistentes, que las lanzan al aire: ¡déjense llevar por la magia de esta lluvia de oro! Tribunas: 5€, paseo: gratuito.

Y ya que estamos en esta maravillosa zona, si el tiempo y el dinero lo permiten, no dejen de visitar, otros pueblos y poblados magníficos:

Pégomas, la ciudad del perfume, situado a tan sólo 7 kilómetros de Grasse y 10 kilómetros de Cannes. En Pégomas el cultivo de la Mimosa tiene una gran importancia, las colinas de la región se cubren en invierno de amarillo.

Riviera Francesa

Rayol-Canadel-sur-Mer es un encantador y tranquilo pueblo situado a 15 km de Bormes-les-Mimosas, en el que la naturaleza tiene un espacio muy importante. La vegetación exótica cubre cerca del 80% de la superficie donde miles de colores se fusionan: el dorado de las mimosas, el fucsia de la bugambilias, el verde de los alcornoques, el azul del mar… Un paisaje de gran belleza situado entre el Macizo des Maures y el Mediterráneo. La comarca de Rayol-Canadel-sur-mer es una de las zonas del litoral Mediterráneo más preservadas.

Riviera Francesa

Pero hay mucho más en la Riviera Francesa, pueden visitar Hyéres y archipiélago del mismo nombre, las islas de Porqueroles y Levant, los increíbles poblados de Frejus, de AntibesLe Cannet o Menton, tantos y tantos lugares. Lo cierto es que, en la Costa Azul hay playas y bellas ciudades costeras, lujo y desenfreno nocturno… no olviden que estamos en Francia.

Hasta aquí mi historia por esta magnífica región, no dejen de escribir y comentar que es lo que más les gusta, lo que no, si les gusta compártanlo con sus amigos y si no, con sus enemigos. Les deseo un Bon Voyage.

Para un experiencia completa, aquí pueden leer las primeras dos partes de este serial para que se animen a visitar la Riviera Francesa o Costa Azul: Los must de la Costa azul y los lugares de ensueño.

signature6a

Spoiler Alert: Paper Towns
Fiesta de la Vendimia 2015

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.