Carta de una madre qué hizo justicia por el feminicidio de su hija

Aún recuerdo los primeros post que vi en Facebook sobre la desaparición de Karen Esquivel el 22 de septiembre del 2016. Días después supimos que Karen había ido al gimnasio y a plena luz del día había desaparecido, sus restos habían sido encontrados junto con los de Adriana Hernández, una vecina del gimnasio, dentro de unas maletas. Su  asesino, el hombre que trabajaba en el valet parking del gimnasio.

Después de meses de una lucha incansable a la que pude darle seguimiento, por fin recibí un mail que, dentro del enorme e inimaginable dolor que debe vivir una madre al perder a su hija en manos de un pervertido, me dio una enorme felicidad: el asesino de Karen y Adriana había sido condenado. La noticia venía acompañada de una carta de Becky Espinosa de los Monteros, una mujer de una enorme fortaleza y valentía que nunca se dio por vencida en su incasable búsqueda por justicia para su hija Karen y para Adriana.

Karen Esquivel

Con mucho respeto y profunda admiración para Becky – y con autorización de la autora- les comparto sus palabras:

Este Lunes 12 de Marzo a las 21:30 Hrs., a 10 días de cumplirse un año y medio (22 de septiembre de 2016) del terrible suceso en el que le arrebataron brutalmente la vida a mi hija de 19 años y a una mujer más de 52 y después de un largo juicio oral por más de un año, mismo que concluyó tras los alegatos de clausura, La Juez Marina Edith Gutiérrez Hernández (Por cierto, muy preparada), dictó “CONDENA VITALICIA” a Fernando González García por doble feminicidio con agravantes especiales por abuso sexual, en el caso de Karen Esquivel y por ataque a una mujer con discapacidad mental, en el caso de Adriana Hernández.

No solo ha sido la pérdida, sino la forma y además un proceso, sin duda, desgastante, pero que gracias a la persistencia y a nuestra lucha constante por que se hiciera justicia, se ha podido llegar en esta fecha, a obtener la resolución.

En este momento quiero agradecer de todo corazón a mi gente…ustedes saben quienes son.. por darme ánimos para no claudicar, por sus palabras de aliento, por su apoyo incondicional y por su compañía y para aquellos que asistieron en diversas ocasiones a las audiencias “públicas” y no lograron accesar, reconozco su solidaridad, lealtad y esfuerzo por llegar hasta Barrientos para acompañarnos. De igual manera, reconozco la gran labor de los medios de comunicación que han seguido de cerca el caso y han difundido los diferentes momentos y avances del mismo.

A los que se alejaron de nosotros por miedo, también se los agradezco, porque nos hicieron darnos cuenta de quienes son nuestros verdaderos amigos y para aquellos que intentaron lucrar y aprovecharse de las circunstancias para beneficiarse, quiero decirles que su calidad moral ha hablado por si sola.

Considero que lo que acaba de suceder, es un detonante para frenar la ola de feminicidios en nuestro país, para animar a las víctimas y ofendidos por violencia de género a denunciar, a dar continuidad a los casos y también para invitar a las instancias a que se preparen adecuadamente y den lo mejor de si, para lograr los resultados justos que las víctimas y/o sus familiares, así como la sociedad ávida de justicia, esperan y merecen.

Hemos logrado la #JusticiaParaKaren , para Adriana y de alguna manera, justicia para LA MUJER. Este suceso abre el camino para iniciar un cambio radical en muchos aspectos y que esperamos beneficie a todas las mujeres, si no del mundo, al menos de nuestro país.
Esto ha sido NUESTRO LOGRO y me refiero a “nuestro”, por todos los que han estado con nosotros y los que han trabajado de la mano y participando desde sus trincheras en el caso.
De manera personal, en nombre de mi familia y en memoria de mi hija Karen .. ¡GRACIAS!

 
Atentamente,
Rebeca G. Espinosa de los Monteros Verduzco.

Gracias por leernos y ayudarnos a compartir esta carta que, sin duda, es un testimonio de un profundo dolor, pero también de una enorme valentía que da un mensaje de esperanza para las familias  y los amigos de las víctimas de miles de feminicidios no resueltos.

#NiUnaMás 💜

Firma Marimar

 

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Cafeinómana, bibliófila y enoclofófica. Amante de la comida, novia feliz y madre orgullosa de 3 perri-hijos. Escribo por diversión 😉
Marimar Durán
Follow me
Véndele a la mente, no a la gente
Ortorexia, el trastorno de la alimentación saludable

Deja un comentario