Comer germinados es comer vida

Hace ya varios meses que tomé un curso de cocina y una de las cosas que aprendí fue a hacer germinados. Definitivamente, yo no soy la mejor en la cocina, de hecho no es una de mis actividades favoritas, pero quiero platicarles sobre los germinados porque me parece un tema muy interesante y que, además, es una opción nutritiva que pueden agregar a su dieta.

Ingerir germinados es ingerir vida

Los germinados, también conocidos como brotes o sprouts, son granos o semillas que han iniciado el proceso de creación de una nueva planta. Al ser un alimento vivo, su valor nutricional aumenta y se mantiene intacto hasta ser ingeridos, momento en el que liberan todos los nutrientes encapsulados de la planta o del fruto al que hubieran dado lugar. Además, son un alimento predigerido y esto los hace de fácil digestión.

Dentro de una semilla están integrados la raíz, la corteza, la savia, las hojas, las flores y el fruto. De todo el reino vegetal, ellas son las más altas en proteínas y contienen casi todos los aminoácidos esenciales para nuestro desarrollo. Los germinados también son ricos en enzimas, clorofila, minerales, vitaminas y oligoelementos vivos.

Cualquier semilla o grano puede ser germinado, aunque, los más utilizados son las semillas de legumbres (soja, alfalfa, lenteja, garbanzo), semillas de cereales (trigo, quinoa, avena, cebada) y semillas de plantas oleaginosas (girasol, almendra), semillas de verduras u hortalizas (calabaza, coliflor, rábano). El proceso y sabor de los germinados es variable.

Preparación de germinado de lenteja 

1. Dejar 8 horas en remojo las semillas dentro de un recipiente. El agua debe quedar varios centímetros por encima de las semillas.

2. Pasadas las 8 horas, escurrir y lavar las semillas con agua limpia.

3. Colocar las semillas en un recipiente que pueda taparse con tela (de algodón), de manera que respire y que no entre algún agente que pueda contaminarlo.

4. Diariamente lavar dos veces (una en el día y otra en la noche) las semillas. Mantener el recipiente en un lugar oscuro, donde la luz del sol no alcance a darle de manera directa.

5. Las semillas de lenteja tardan alrededor de 3 días en germinar. Desde que la semilla germina ya puedes comerla, pero cuando sale la primer hojita es cuando el germinado está en su punto.

Se recomienda comerlos crudos porque la cocción destruye parte de su contenido nutricional. Con ellos puedes preparar ensaladas, comerlos en tortillas, con nopales, aderezo o como se te ocurra.

Comer germinados es comer vida y lo mejor es que tú mismo puedes cultivarlos fácilmente a bajo costo. Espero que esta nota te sea útil. Gracias por leerme. Envía tus dudas y comentarios a ceciliagp09@gmail.com. Namaste.

“La salud es la firmeza en el cuerpo, la estabilidad en la mente, y la claridad en el pensamiento. Si un espejo está limpio, esto refleja claramente los objetos. La salud es el espejo del hombre.” BKS Iyengar

signature9a

Cecilia Gutiérrez
Follow me

Cecilia Gutiérrez

Estoy aprendiendo a amarme y esa es la tarea más difícil a la que me he enfrentado. Mi vida se hizo más sencilla cuando aprendí a aceptar las disculpas que nunca llegaron. No soy otro estereotipo. Persigo sueños, no personas. Me paro de cabeza por lo menos una vez al día. Sólo intento hacer lo mejor que puedo en este eterno viaje al interior del ser. Namasté.
Cecilia Gutiérrez
Follow me

Latest posts by Cecilia Gutiérrez (see all)

Mi entrenamiento para los 18k en montaña
Porqué decidí ya no pesarme

Deja un comentario