Cosas que solo un emprendedor puede entender

Desde vivir sin dinero hasta aguantar comentarios burlones, si eres emprendedor seguramente has pasado por esto.

711774f3fcf5e7bc2fe122aa9d775d70

Cada vez somos más los jóvenes y no tan jóvenes mexicanos que nos atrevemos a ser emprendedores y todos los días debemos enfrentar cosas que solo quienes las viven son capaces de entender.

1. Un trabajo de ”mentiritas”: La típica presión social mal intencionada incapaz de aceptar que alguien no quiera seguir por el camino trazado. Cuando eres emprendedor, nunca falta el burlón -o envidioso- que cuando le dices a que te dedicas se te queda viendo con cara de lástima y te pregunta si eso es un trabajo de verdad. Si supieran lo lindo que es no ser un godín más del montón.

2. Ser tu propio jefe: Todos sueñan con ser sus propios jefes, pero la realidad es que sólo los emprendedores podemos entender lo que significa. No es sólo no tener a un “bueno para nada” -porque casualmente TODOS los jefes son unos inútiles- dándote ordenes, también implica no tener quien te diga que hacer cuando no sabes cómo proceder, tú eres el responsable, para bien y para mal, todo depende de ti.

3. A prueba y error: Cuando eres emprendedor, sin querer queriendo, te vuelves autodidacta, como no hay quien te diga que hacer, ni qué procedimientos seguir, ni una fórmula del éxito garantizada, la innovación y el aprendizaje son parte de tu trabajo y el método de prueba y error se vuelve tu única garantía.

3316c53fb105b93

4. Show me the money: Si sabes que no traes un centavo en la bolsa y que probablemente este mes no cobres porque tienes que hacer milagros para pagar mil cosas –de hecho no sabes en cuantos meses no podrás cobrar- y aún así te la pasas bien en tu trabajo, eres emprendedor.

5. ¿Neta es puente?: Una de las maldiciones pero también de las maravillas de ser emprendedor, es que estás tan metido en tu rollo que no estás esperando los puentes como quinceañera a su chambelán.

6. ¡Levántate!: Los emprendedores no sufrimos cada mañana los efectos del síndrome “que hueva tengo que ir a trabajar”. Para nosotros, las simples ganas de poner en práctica todas las ideas que se nos ocurrieron en la noche, son suficientes para despertarnos, incluso antes de que suene la alarma. Así de poderoso es hacer lo que te gusta.

Bancaja-para-Jovenes-Emprendedores

7. Siempre estás libre: Típico que, como no tienes horario de oficina o jefe al que darle cuentas, cuando nadie en la casa puede -o quiere- hacer algo, te lo piden a ti porque tú “si tienes tiempo”. Es cierto que los emprendedores somos dueños de nuestro tiempo, pero eso no implica que no tengamos nada que hacer o que podamos dejar nuestro trabajo para llevar a la tía abuela al súper o quedarnos a esperar al plomero.

8. Tu perro, el mejor socio: Así es, uno de los mejores beneficios de ser emprendedor es que puedes llevar a tu perro a trabajar contigo y sin darte cuenta se convierte en un miembro importantísimo del equipo, en una especie de asistente que desearías pudiera contestar el teléfono y atender a los clientes.

Y a pesar de todo eso, aquí seguimos, una características de los emprendedores es que somos insistentes -algunos dirían necios-, pero muy felices.

Gracias por compartir tus comentarios, no olvides seguir la actividad del blog en Facebook, Twitter e Instagram y suscribirte a nuestro newsletter.

signature3a

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Cafeinómana, bibliófila y enoclofófica. Amante de la comida, novia feliz y madre orgullosa de 3 perri-hijos. Escribo por diversión 😉
Marimar Durán
Follow me
Que se vaya Peña Nieto
Víctimas de la lucha libre

Deja un comentario