El Fenómeno de las Mujeres MMC

Increíble pero cierto, en pleno siglo XXI aún existen las mujeres MMC.

mujeres

Las mujeres MMC comienzan siendo niñas a las que parece que les instalaron un pequeño chip en la cabeza que limita su visión y sus ideales y las obliga a concentrar toda su energía y capacidad en una sola meta: ENCONTRAR EL ESPOSO PERFECTO.

Las mujeres MMC son aquellas que todo lo que hacen en la vida es “MIENTRAS ME CASO” –y podríamos agregar, “mientras tengo hijos”-. Estudian una carrera mientras se casan -como si las universidades hicieran descuento por ir a calentar la silla-; y trabajan, también solo mientras se casan –porque obviamente el candidato perfecto debe ser capaz de mantenerlas al 100%-.

A pesar de que el mundo ha cambiado y el rol de la mujer en la sociedad ha evolucionado de una manera que hubiese parecido inimaginable hace 50 años, aún sigue existiendo este fenómeno que no deja de impresionarme. Me cuesta mucho trabajo creer que en un mundo tan lleno de posibilidades, existan mujeres para quienes la felicidad y la realización se concentran única y exclusivamente en un matrimonio.

Pero ¿qué pasa cuando encuentran al “CANDIDATO PERFECTO” y empieza la vida de ensueño?

A lo largo de mi vida he tenido el penoso placer de asistir a reuniones y eventos llenos de mujeres MMC y ex MMC (ya casadas), he pasado horas sentada tomando café escuchando cualquier cantidad de tonterías, desde discusiones sobre los detalles más absurdos en la organización de una boda como puede ser el vestuario de las niñeras o la posibilidad de prohibir a las invitadas usar el mismo perfume de la novia -true stories-; hasta conversaciones eternas sobre todos los problemas imaginables que se pueden tener con una persona del servicio doméstico –¿ahora entienden por qué digo penoso placer?-.

Estas mujeres que, como bien diría la autora Penelope Parker, ven al hombre, no como persona, sino como institución; mujeres que se enamoran de la vida que tendrán, más no del hombre con el que la compartirán, indudablemente caen en el “síndrome de la ex MMC” que en esta época, en la gran mayoría de los casos, termina en severas crisis matrimoniales, divorcios y depresiones.

Las mujeres MMC no cultivan una vida con intereses y aspiraciones personales, solo piensan en casarse y tener hijos, y cuando tienen eso que tanto desearon, no se les ocurre nada mejor que dejar a los hijos y la casa a cargo de otras personas mientras ellas salen de compras, a gastar dinero que probablemente a su esposo no le sobra y se concentran en su vida social.

No me mal entiendan, ser esposa y madre no tiene nada de malo, al contrario, me parece una aspiración natural para nosotras –no para todas, pero sí para muchas-, pero que una mujer busqué esa vida para ni siquiera hacerse cargo de su familia, me parece el camino más seguro a la tristeza.

mujeres

Lo más increíble de este fenómeno es que, al contrario de lo que puede creerse, incluso en países “machistas” como México, cada vez son menos los hombres que se sienten atraídos por mujeres MMC. Por muy “chapados a la antigua” que estén los hombres, ellos ya no buscan una mujer para que limpie, cocine y tenga hijos, ellos buscan una compañera, alguien con quien compartir su vida; mujeres con intereses, sueños y metas personales, en pocas palabras, mujeres con una vida propia.

Vengo de una familia de mujeres que han sido esposas, madres y profesionistas, todo al mismo tiempo, por lo que no creo que una cosa límite a la otra, al contrario, creo que todo puede complementarse.

Así que, mujeres MMC háganse un enorme favor y déjenle el vacío y la superficialidad a las Kardashian -a las que les pagan por ser así- y comiencen a construir una vida real que las haga felices.

signature3a

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Cafeinómana, bibliófila y enoclofófica. Amante de la comida, novia feliz y madre orgullosa de 3 perri-hijos. Escribo por diversión 😉
Marimar Durán
Follow me
¡Basta de acoso callejero!
Los 10 mandamientos de Steve Jobs para emprendedores

3 Replies to “El Fenómeno de las Mujeres MMC”

  1. Anteriormente ser MMC era el ideal de la mujer. Actualmente se lucha por que la mujer tenga la libertad de decidir si ser MMC o buscar una vida profesional. Lo que se hizo en este artículo fue una verborrea de crítica ante un estilo de vida perfectamente respetable ya que anteriormente se les criticaba fuertemente a las mujeres que buscaban una carrera profesional. No es trascendente si las mujeres desean dedicarse a la casa o no, lo trascendente es que vivimos en una época donde todas podemos decidir qué hacer con nuestras vidas libremente.

    Les recomiendo ampliamente que cuiden su contenido editorial ya que esta nota tiene una calidad muy pobre de contenido e incita el odio.

    1. Hola Paty, espero te encuentres muy bien.

      Antes que nada muchas gracias por tus comentarios y sugerencias.

      En un mundo donde la mujer es libre de decidir lo que quiere hacer y lo que la hace feliz, cualquier mujer tiene derecho a expresar sus opiniones ante la evidente consecuencia de que no todos compartan su forma de pensar. Como lo comenté en la nota, ser esposa y madre me parece una aspiración muy natural en la mayoría de las mujeres, la crítica se centra en las mujeres que ven a los hombres como una institución, como simples proveedores. Estoy completamente de acuerdo contigo Paty, abrir nuestras mentes para entender y respetar los puntos de vista de los demás es una forma de enriquecer nuestras vidas y poner en practica nuestra tolerancia ante la infinidad de ideologías que nos rodean.

      Saludos!

  2. Aunado a lo anterior. La superficialidad puede estar presente en cualquier profesión. El tener una vida de harmonía espiritual no equivale a ser mujer profesionista. Lo que nos hace vivir una vida plena es la autocontemplación de la vida misma en donde nos auto-evaluamos para analizar si el camino que estamos siguiendo es correcto o no para nosotros. Otra manera de enriquecer nuestras vidas es leyendo, ampliando nuestro conocimiento y ABRIENDO nuestras mentes para entender los puntos de vista e ideología de los demás.

    Lo superficial es criticar a las personas a lo baboso como en esta nota sólo porque el autor crea que vivir así está mal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.