En México hay miles de Harvey Weinstein sueltos y no veo titulares con sus caras

En México hay miles de Harvey Weinstein sueltos y no veo titulares con sus caras

Harvey Weinstein agredió sexualmente a 26 mujeres y ya es noticia en el mundo entero. En México, han ocurrido más de 30 mil feminicidios en 17 años y no pasa nada.

En México hay miles de Harvey Weinstein sueltos y no veo titulares con sus caras

Después de una noche con amigos, de bailar, cantar, reír, de sacar un poco de estrés, la fiesta para Mara había terminado y decidió pedir un cabify que la llevara de regreso a su casa.

En su pantalla vio que la recogería un Chevrolet Sonic y vio la foto del conductor, un tal Ricardo, el hombre que cometería uno de los 7 feminicidios del 8 de septiembre del 2017, la cantidad promedio de mujeres que son asesinadas por hombres diariamente en México según la ONU.

 ENTRE DEGENERADOS, TAMBIÉN HAY CLASES

Hollywood y el mundo están de cabeza, The New York Times dejó al descubierto que el productor más poderoso de la industria es un presunto acosador y violador serial que hasta el momento suma 26 víctimas confesas en 30 años, aproximadamente. 

En México, hay miles Harvey Weinstein sueltos -sumándole el agravante del asesinato, cabe decir- que suman más 30 mil feminicidios en los últimos 17 años, hombres que no necesitan ser millonarios ni famosos porque el simple hecho de haber nacido con un pene entre las piernas, parece darles el derecho de hacer con una mujer lo que se les de la gana. 

Con más de 300 nominaciones al premio de La Academia y 81 Oscares en su haber, para Harvey Weinstein el escándalo y las confesiones de las víctimas a la prensa, fueron suficientes para que las academias de cine más importantes del mundo lo expulsaran, fuera despedido de sus propias empresas, abandonado por su esposa, su cara se convirtiera en el símbolo de la violencia y el acoso contra las mujeres en todo el mundo y aún falta ver que como le va ante la justicia.

Mientras tanto, la situación en México es tan patética, que cuando un hombre acosa, abusa o mata a una mujer todo el mundo tiene algo que decir para justificarlo. La culpa es nuestra por salir de noche, por salir de día, por estar sola, por ser güera, por ser morena, por usar vestido, por usar pantalón, por el simple hecho de ser mujer.

La sociedad mexicana siempre cuestiona el comportamiento de la víctima, “¿cómo se le ocurre tomar un taxi sola a esa hora?”, “¿qué esperaba si andaba tomando?”, “¿Por qué sus amigos no la acompañaron?”, “¿dónde están los padres irresponsables que dejan a su hija salir de noche?”

Pero nadie se pregunta ¿cómo a un hombre se le ocurre agredir a una mujer? ¿por qué se siente con el derecho de acosar, violar y matar? ¿dónde están los padres irresponsables que educaron a este degenerado? 

NOS ESTÁN MATANDO… Y SEGÚN NUESTRA CUERDA SOCIEDAD ES CULPA NUESTRA

En defensa de Mara y de miles de mujeres, debo decir que vivimos en una país donde no necesitan ser las 5 de la mañana, no necesitamos estar saliendo de una fiesta, no necesitamos subirnos a un taxi solas, no necesitamos ser una actriz o cantante en busca de fama frente a un poderoso productor para ser víctimas de un degenerado que nos siga, nos toque, nos secuestre, nos viole, nos torture y nos mate… SER MUJER Y TENER UNA VIDA, ES RAZÓN SUFICIENTE.

Eso me recuerda lo ocurrido el 22 de septiembre del 2016, el día en que Karen fue al gimnasio y a plena luz del día desapareció. No estaba saliendo de una fiesta, no había tomado, no se subió sola a un taxi y también desapareció. Días después sus restos fueron encontrados junto con los de Adriana Hernández dentro de unas maletas. Su presunto asesino, el hombre que trabajaba en el valet parking del gimnasio.

Durante semanas las redes se llenaron de exigencias por justicia que fueron desvaneciéndose con el tiempo hasta desaparecer. Olvidamos a Karen, cómo hemos olvidado a tantas y tantas mujeres que han sufrido el mismo final en manos de hombres educados en una sociedad que desprecia a la mujer, que les enseña que tienen derecho sobre ellas, que pueden hacer lo que les plazca porque las mujeres tenemos la obligación de aguantar.

Niños que crecieron viendo a los hombres sometiendo a las mujeres; madres enseñándoles a sus hijos que no deben llorar, que ellos son los fuertes, que ellos tienen el poder, el control y que las mujeres existimos para ser sometidas.

Estamos permitiendo que los niños crezcan viendo como justificamos a violadores y asesinos por la apariencia o la acciones de su víctima; una sociedad que ataca, juzga y cuestiona a la víctima, pero no hace los mismo con el victimario. Una sociedad que quiere esconder la realidad viendo cada feminicidio como un evento aislado y no como una constante que suma más de 30 mil vidas arrebatadas producto de la educación retrógrada y abusiva

Mientras el depravado de Hollywood ve su imperio y poder desaparecer ante las voces de mujeres que decidieron romper el silencio y enfrentar al “Rey Midas” de la industria; en México, los acosadores, los violadores y los feminicidas seguirán siendo protegidos por un sistema judicial ineficiente, un gobierno indiferente y una sociedad retrograda y machista que insiste en ver la violencia contra la mujer como algo normal.

#MiHumildeOpinión

¡Gracias por leerme Cucus! Si les gusto este post ayúdenme a compartirlo en sus redes 🙏🏼

Firma Marimar

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Mi cabeza es un caos de ideas que solo logran acomodarse cuando escribo, es ahí, en donde del caos, nacen las estrellas.
Marimar Durán
Follow me
Divide y vencerás, el tipo de política que triunfa en el mundo
¡Políticos, no estorben! Estamos ocupados rescatando a México

Deja un comentario