FIFA: crónica de una mafia al descubierto

Tras años de denuncias y sospechas, la FIFA es expuesta y 7 de sus altos mandos son detenidos por corrupción.

0008289292

Bien dicen por ahí que cuando el río suena es que agua lleva, y en el río de la FIFA, más que agua, ruedan piedras. Así lo dejó ver la recién estrenada Fiscal General de los Estados Unidos, Loretta Lynch, el día de ayer, cuando anunció la detención de 7 altos mandos del fútbol que se encontraban en la ciudad de Zurich para el Congreso Anual de la FIFA.

  • Eugenio Figueredo: Vicepresidente de la Conmebol y FIFA
  • José María Marín: Ex Presidente de la Federación Brasileña de Fútbol y miembro Ejecutivo de la Conmebol
  • Eduardo Li: Presidente de la Federación Costarricense de Fútbol y funcionario de la FIFA
  • Julio Rocha: Ex Presidente de la Federación Nicaragüense de Fútbol y funcionario de la FIFA
  • Rafael Esquivel: Presidente de la Federación Venezolana de Fútbol y miembro Ejecutivo de la Conmebol
  • Costas Takkas: Ex Secretario General de la Federación de Fútbol de las Islas Caimán
  • Jeffrey Webb: Presidente de la Confederación de Fútbol de América del Norte, América Central y el Caribe (Concacaf)

FIFA

La investigación iniciada por la Fiscalía de la Ciudad de Nueva York por supuestos sobornos por más de 100 mdd a dirigentes de la Concacaf y la Conmebol, por parte de empresarios que buscaban ser beneficiados con contratos de la FIFA, llevó a las autoridades estadounidenses a girar la solicitud de detención de 14 involucrados: 9 directivos de la FIFA y 5 empresarios.

Por si esto no fuera suficiente para la FIFA y su casi octagenario presidente, Jospeh Blatter, este escándalo se da pocos meses después de que la propia organización le solicitara al Ministerio Público de Suiza, una investigación por supuesto lavado de dinero durante los procesos de elección para las sedes de los mundiales 2018 y 2022, en las que fueron elegidas Rusia y Qatar respectivamente, en el 2010.635507096009344936-GTY-487195661

La decisión de solicitar esta investigación -tras 5 años de pedradas- parecía más un intento desesperado de la administración de Blatter para protegerse de cualquier sospecha y futuro escándalo sobre una elección polémica y cuestionada, que una auténtica intención de aclarar lo manejos sucios y la corrupción reinante en el mundo del Fútbol.

Pero tras lo ocurrido ayer, la investigación en la que FIFA aparece como “institución ofendida” y los culpables como “desconocidos”, resulta una treta muy poco efectiva, aunque sí muy cínica por parte de la Federación Internacional de Fútbol, para deslindarse de las responsabilidades a las que le obligan las acciones de sus propios funcionarios, a la luz de una crisis más que anunciada.

Los manejos y negocios en el fútbol internacional han sido cuestionados por propios y extraños durante años. Futbolistas, entrenadores, directivos, empresarios, prensa y público en general, no se han cansado de denunciar fraudes y gestiones desleales por parte de la FIFA y sus directivos, que siempre han intentado tapar el sol con un dedo.

blatter

Era obvio que tarde o temprano, la millonaria industria del fútbol, en la que el tráfico de influencias e intereses está a la orden del día, iba a llamar la atención de agencias de investigación que no iban a descansar hasta encontrar la forma de inmiscuirse, usar las pruebas de culpabilidad en su favor y terminar de ensuciar la de por sí ya muy cochina reputación de la Federación Internacional de Fútbol.

Mientras Joseph Blatter respondía aplicando su ya famosa estrategia evasiva -como lo ha hecho a lo largo de sus 16 años de gestión- a través de una carta en la que se deslindaba de lo ocurrido, confirmaba que la elección para Presidente de la FIFA sigue en pie y calificaba los hechos como “momentos difíciles para el fútbol”; el mundo del balón pie, en realidad, aplaude lo sucedido.

La alegría en muchas esferas del fútbol tras lo ocurrido, no es para menos, con la detención de los 7 mafiosos más poderosos del balón pie americano, el mayor enemigo del fútbol continental podría dejara el camino libre a una necesaria y anhelada renovación, que aunque parece lejana, hoy, más que nunca, también parece posible.

blatter_2

Pero no todo son aplausos y felicidad, más tardaron en dar el anuncio sobre las detenciones y los detalles de la investigación, que lo que tardó el “archienemigo gringo” en dar a conocer su opinión. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia puso en entre dicho la forma de actuar de la autoridades estadounidenses asegurando que, una vez más, lo que intentan es hacer valer las leyes de su país fuera de él.

Y la verdad sea dicha, los rusos tienen muchas razones para tomar los hechos como una amenaza, ya que, si bien es cierto que el escándalo se cierne al continente americano,  el cubetazo de agua fría que todo esto implica para una institución -FIFA- con la que Rusia tenia una estrecha relación, puede implicar un duro golpe económico para un país que cuenta con ser sede del siguiente mundial y que tiene mucho que perder si se llegan a comprobar los delitos de lavado de dinero y corrupción en el proceso de elección en el que resultó elegido.

Todos sabemos que a Estados Unidos le encanta ser el “ajonjolí de todos lo moles” y que “no da paso sin huarache” así que, nos guste o no, todo esto se reduce a intereses políticos y económicos de los que el fútbol podría verse beneficiado, ya que los hechos podrían significar la salida Blatter y el comienzo de una nueva administración, más joven, más visionaria, más abierta, pero sobre todo, más honesta.

signature3a

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Cafeinómana, bibliófila y enoclofófica. Amante de la comida, novia feliz y madre orgullosa de 3 perri-hijos. Escribo por diversión 😉
Marimar Durán
Follow me
A mi papá, con cariño
#QuitaUnAnuncio y limpia tu ciudad de basura electoral

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.