Guía para vegetarianos principiantes

¿Estás considerando volverte vegetariano o quieres disminuir tu consumo de carne? Bueno, en ese caso esta nota es para ti. Cambiar tu forma de alimentación es una decisión muy personal pero hay cosas que en mi experiencia es necesario que sepas, tanto por salud como para hacer tu transición más sencilla.

Guía para vegetarianos principiante 1

A continuación te comparto algunos tips que a mí me han funcionado muy bien.

1. Ve paso a paso

Es casi seguro que si eliminas todos los productos de origen animal de una vez te vas a descompensar y volverás a comer carne. Es mejor si progresivamente eliminas los productos cárnicos. Por ejemplo, reduce tu consumo a cinco días por semana, posteriormente tres, luego uno y finalmente 0 días. Si no quieres dejar completamente la dieta omnívora, puedes comenzar con los lunes sin carne e ir incrementando los días hasta que sea suficiente para ti.

2. Incrementa tu consumo de otros grupos alimenticios

Comúnmente se cree que la dieta vegetariana es deficiente por que se eliminan las proteínas que nos otorga la carne. La realidad es los vegetarianos SÍ consumimos proteínas, solo que éstas son de origen vegetal. Lo que es cierto es que las frutas y verduras no pueden darnos todos los tipos de proteínas que necesitamos para formar aminoácidos. Entonces, ¿cómo podemos tener una dieta rica en proteínas sin tener que recurrir a los productos animales?

Los cereales, semillas, nueces y frutos secos poseen un alto contenido proteíco que nos ayudará a reponer las proteínas que ya no obtenemos de la carne. Algunos de los alimentos más ricos en proteínas son el amaranto, piñón, semilla de chía, almendras, soya y lentejas. Para que te des una idea, una barra de amaranto te aporta la misma cantidad de proteínas que un bistec de tamaño medio. Es por ello que los vegetarianos debemos consumir cereales, semillas, nueces y frutos secos en buena cantidad, ya que mezclando las proteínas de los vegetales y la de estos productos podemos tener una dieta balanceada.

3. Prueba alimentos nuevos

Es una realidad que volverte vegetariano limita un poco tus opciones a la hora de escoger un menú, es por ello que debes atreverte a probas cosas nuevas que probablemente como omnívoro no considerabas probar. En mi caso, antes de volverme vegetariana nunca se me habría ocurrido probar los tacos de zanahoria con queso y ahora, ¡me encantan! También le decía no a las calabazas, el huitlacoche, los germinados, las lentejas y los nopales. Te aseguro que en la mayoría de los casos te llevarás una grata sorpresa.

4. Busca la alternativa veggie

Ser vegetariano era mucho más complicado hace 20 años ya que los restaurantes no ofrecían opciones vegetarianas, ahora en un sinfín de lugares podrás encontrar la opción “verde” para los platillos más populares. El ser vegetariano no significa que debes renunciar a tus platillos favoritos sino que debes modificarlos un poco para hacerlos más amigables con el planeta.

Atrévete a probar la lasagna de vegetales (Sara, si lees esto tu lasagna veggie es la mejor), las hamburguesas de hongos portobello, la pizza margherita, los tacos al pastor vegetariano, el pozole de flor de calabaza con hongos, los hot-cakes de avena, etc… Ni a las garnachas debes renunciar; las quesadillas de huitlacoche, de queso, de papa y los sopes “sencillos” son totalmente vegetarianos.

5. Consulta a tu médico

Es importante que cuides tu salud. Si haces un cambio muy drástico y no balanceas bien tus alimentos, es probable que tengas deficiencia de alguna vitamina. Para evitarlo, antes y durante tu transición al vegetarianismo realízate una química sanguínea y llévala con el especialista.

6. Escucha a tu cuerpo

Si comienzas a sentirte cansado y débil es momento de acudir al médico para asegurarte de que estás comiendo bien. Las mujeres tenemos un excelente indicador de salud alimenticia, la menstruación. Si tu regla se vuelve muy irregular y de pronto deja de aparecer (y no estás embarazada) es probable que estés consumiendo menos ácidos grasos de los que tu cuerpo necesita. No lo pienses dos veces y acude al médico.

7. Infórmate

Asegúrate de hacer las cosas bien, para ello lo ideal es que busques información sobre la cantidad de proteínas que debes consumir al día de acuerdo a tu estatura, edad, sexo, peso y actividad física. En la mayoría de los alimentos puedes encontrar la cantidad de proteínas que te aportan y de esa manera monitorear que comes lo que tu cuerpo necesita.

Además, busca recetas que se te antojen y despierten tus sentidos. Comer ensaladas diario puede resultar aburrido pero si te involucras en la preparación de tus alimentos, estos te alentarán a cocinar y descubrir nuevos sabores, haciendo de la comida un momento especial. En Instagram puedes usar los hashtags #veggie #vegetarian #meatless y muchos otros para encontrar más información.

8. Haz ejercicio

Es importante que cuides tu masa muscular, para ello lo ideal es que busques actividades que te ayuden a conservarla y fortalecerla. Los ejercicios con pesas, crossfit y pole fitness son una excelente opción.

9. Platica con otros vegetarianos

A simple vista, dejar de comer carne no parece un cambio demasiado profundo pero la realidad es que cuando toda tu familia y amigos son omnívoros, lo es. Te enfrentarás a críticas y cuestionamientos e incluso podrías llegar a sentirte muy solo porque parecerá que nadie te comprende. Mi consejo en este caso es que platiques con personas que ya hayan atravesado por este proceso y que te cuenten cómo le hicieron para seguir sus convicciones y no morir en el intento.

Existen muchas buenas razones para volverse vegetariano, si estás en este camino espero esta breve guía te sea muy útil. Para cualquier duda, comentario o sugerencia puedes escribirme a karinalinag@gmail.com o contactarme por cualquiera de mis redes sociales.

Karina Linares en The Cucu Room

Karina Linares
Follow me

Karina Linares

Psicóloga, grafóloga y grafóscopa por profesión y vocación. Yogi-polerina por afición. Lectora por placer. Siempre con ganas locas de viajar, aprender, explorar el mundo y dejar una huella ecológica positiva.
Karina Linares
Follow me

Latest posts by Karina Linares (see all)

Los 21 kilómetros que cambiaron mi vida
Cosas que debes aplicar en tu vida y te ayudarán a ser más feliz

Deja un comentario