Las cosas buenas y no tan buenas que nos dejó Río 2016

Las cosas buenas y no tan buenas que nos dejo Río 2016

A lo largo de dos semanas Río de Janeiro se convirtió en la capital del mundo convirtiéndose también, en un reflejo de la realidad humana.

Ayer se cerró el telón de los Juegos Olímpicos de Río 2016, y en este primer día de la espera de 4 años para la celebración de la siguiente justa en Tokio, hoy hacemos un pequeño recuento de lo que nos dejaron estos Juegos Olímpicos que pasarán a la historia por muchas razones, una mejores que otras.

Empecemos por las no tan buenas, para cerrar con las buenas y terminar con una sonrisa:

Lo no tan bueno:

  1. Pudimos confirmar -con mucha tristeza- que vivimos en un mundo donde la mujer vale por su belleza y no por su talento, podría ponerles muchos ejemplos de ello, pero ¿para qué irnos tan lejos? si en nuestro país, hombres y mujeres por igual, se burlaron y criticaron hasta el cansancio a la gimnasta mexicana Alexa Moreno por no cumplir con lo estándares de belleza, sin importar su rendimiento y buen resultado -tomando en cuenta su juventud y la poca experiencia de México en esa disciplina-.Las cosas buenas y no tan buenas que nos dejo Río 2016
Imagen tomada de sumedico.com
  1. La sociedad sigue siendo sexista y notoriamente machista: lo que al hombre se le aplaude a la mujer se le recrimina. El mejor ejemplo de ello es el escándalo sexual entre los atletas brasileños Ingrid de Oliveira y Pedro Gonçalves, la clavadista fue la protagonista de titulares sensacionalistas, fue víctima de abucheos durante su presentación y expulsada de los juegos, mientras el remero simplemente se dejó consentir convirtiéndose en el “rompe corazones” de la delegación brasileña.
    Rio2016-2

    Imagen tomada de mundod.lavoz.com.ar
  2. Esa necesidad absurda de juzgar, parece no poder quedarse de lado ni en unos Juegos Olímpicos, como lo demostraron las nadadoras estadounidenses Lilly King (oro) y Catherine Meili (bronce) durante la ceremonia de premiación de los 100 metros braza, al negarse a estrechar la mano de la competidora rusa Yulia Efímova (plata), quien dio positivo en una prueba de dopaje en 2013 y a pesar de haber cumplido su sanción reglamentaria, de pedir disculpas públicamente y de salir negativa en cada dopaje hecho desde entonces, sigue siendo juzgada y atacada.Rio2016-3
Imagen tomada de noticias.anotao.com

Lo bueno

  1. Aún hay humildad, compañerismo y ética deportiva, como lo demostraron la corredora neozelandesa Nikki Hamblin y la estadounidense Abbey D’Agostino. Después de que la norteamericana cayera al no poder esquivar a Hamblin que había tropezado, la de Nueva Zelanda se negó a seguir la carrera sin su compañera que estaba bastante adolorida, la alzó y fue caminando con ella hasta la meta. Los jueces decidieron premiarlas otorgándoles la clasificación a la final a pesar de haber sido las últimas en llegar.
    Rio2016-4Imagen tomada de www.rtve.es
  2. Una medalla no es el único sinónimo de éxito, estar en los Juegos Olímpicos ya es ser exitoso y lograr llegar a la meta es ser un ganador, como lo demostró el marchista francés Yohann Diniz, quien a pesar del malestar estomacal, la diarrea, los desmayos, la debilidad y el dolor, terminó la marcha de 50 kilómetros dando un ejemplo de fortaleza y determinación.
    Rio2016-5Imagen tomada de www.lavanguardia.com
  3. Los súper héroes no son de cartón, ni una ficción llena de efectos especiales, los súper hombres si existen y se llaman Michael Phelps y Usain Bolt. Y si me lo permiten, los súper héroes reales son aún más increíbles que los de los cómics.
  4. En el mundo hay personas que a causa de las guerras y el hambre no tienen un país, una tierra, una casa en la que vivir; a donde van se les trata como escoria, como si no merecieran una vida humana. ¡Pero son humanos! y al igual que tú y que yo tienen sueños, tienen talento y tienen ganas. Río nos dejó una gran enseñanza de humanidad y solidaridad, marcó un camino de esperanza y dio un ejemplo al mundo al crear la primera delegación olímpica de refugiados.
    Rio2016-8Imagen tomada de vistazo.com
  5. Brasil, y en especial Río de Janeiro, hicieron un trabajo especialmente ejemplar, ya que a pesar de que las condiciones políticas y económicas del país no son las mismas que en el lejano 2009, cuando la ciudad fue elegida como sede olímpica, lograron organizar unos juegos que sorprendieron y nos callaron la boca a muchos escépticos, un auténtico ejemplo de compromiso y determinación.

Rio2016-9

Imagen tomada de www.laprensa.com.ni

Hacer un recuento completo de una justa que involucró a más de 11,500 atletas de 206 países, nos tomaría días y una nota kilométrica, pero gracias a este pequeño recuento podemos decir que las cosas buenas fueron más, así que ¡gracias Río 2016!

signature3a

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Cafeinómana, bibliófila y enoclofófica. Amante de la comida, novia feliz y madre orgullosa de 3 perri-hijos. Escribo por diversión 😉
Marimar Durán
Follow me
No todos somos como Peña Nieto
Las medallas olímpicas no dan de comer

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.