Light & Love Candles, velas con intenciones y decretos de amor

Un Miércoles más de amor bonito y luz para compartir. Esta entrada es para contarles acerca de un proyecto que me encanta, Light & Love Candles. Conocí estas increíbles velas, si no mal recuerdo, hace un año y quedé enamorada. Hace un par de días tuve la oportunidad de vivir de cerca la elaboración de estas velas, aprender que las intensiones son algo importante en la elaboración de cualquier cosa y compartir mucho amor bonito con la creadora de Light & Love Candles y el grupo de brujildos con los que coincidí.

Hace tres años Viviana Gonzáles inició esta mágica aventura en la que poco a poco descubrió que las velas no solo son  un transmisor de luz, sino una forma de sentirse, conocerse y conectarse con la magia que existe al prender cada una de ellas. Claro que las velas solitas no hacen la magia; se vuelven mágicas cuando se convierten en una extensión de conciencia, símbolo de las personas, los lugares y las cosas en donde y con quienes se encuentren.

Las velas invitan a la energía a fluir a través de ellas y conectarse con un propósito superior. Vivi en cada una de las velas plasma la energía de lo divino, pone su alma y corazón en el deseo de transmitir amor, valentía y compromiso más que solo iluminar. Todo está conectado, como dice Vivi, cada vela tiene energía propia y cada decreto, aroma y color forman un todo. Es esta unión de elementos la que crea cada estructura para hacer una declaración poderosa y que se manifieste la sincronicidad.

Vivi te enseña con pocas palabras, porque la verdad es que una vez que empieza a hablar parece que todo hiciera sentido, que tienes el poder de cargar con cierta intención lo que se te ocurra y darle cierto valor y poder en tu vida. No importa si nunca habías escuchado hablar del tema, simplemente sabes de qué te está hablando. Parece de locos, pero así es.

Aprendí que las velas son únicas y que tienen un propósito en la vida, por alguna razón terminamos adquiriendo o recibiendo cierto tipo de vela. Ellas nos eligen y nosotros con el poder de la intención cuando las encendemos debemos confiar en nuestros deseos y en que cada uno de estos ya es. Debemos confiar en el universo, en nuestro ser superior, en Dios, si así lo conoces. La vela se conecta con él y las cosas no volverán a ser nunca como antes.

Obviamente ese día llegué más inspirada de lo normal a mi casa y llena de mucha buena ondita. No me queda ninguna duda de que la magia de las personas se contagia y que compartir con personas como Viviana te llena de alegría y de paz, pero sobre todo de una sensación de que hay personas que no tienen miedo a compartir su amor y energía con el mundo. Si quieres amor da amor y me queda claro que Vivi se llena de amor cada que alguien intenciona una de sus velas.

“Mi creencia es que al prender una vela estas encendiendo una luz que ilumina almas y vidas. Simplemente es una luz que traspasa. Mi deseo de transmitir amor, paz y armonía hace que cada persona al regalar o llevarse una vela, se lleva luz  y sepa que esa luz va a generar milagros inesperados”  Viviana Gonzalez. Si quieres conocer más del proyecto de Vivi puedes visitar su Facebook o Instagram y llenarte de mucho amor bonito.

Gracias infinitas por leerme. Vive aquí y ahora. No olvides sonreír que tu sonrisa tiene poder. Ya sabes que soy de esas ridículas empedernidas y que me gusta estar en contacto contigo, no olvides seguirme en mis redes sociales y llenarme de amor bonito. Si quieres colaborar con nosotras escríbeme a briziaha@gmail.com besitos tronados, porque me gusta que suenen. ¡Chaobai!

Brizia Herrerías
Follow me

Brizia Herrerías

Amante nata de la ridiculez, despistada porque sí, snapchatera de corazón y yogui para no enloquecer. Amo a los perros con todito mi ser. Mi familia, mi soporte, fuente de amor bonito y de ganas de seguir siempre hacia delante, porque para atrás ni para coger impulso.
Brizia Herrerías
Follow me

Latest posts by Brizia Herrerías (see all)

Box, más que un deporte una gran terapia
Aceptar, no cuestionar y seguir sonriendo

Deja un comentario