¿Por qué los niños tienen amigos imaginarios?

Muchos niños tienes amigos imaginarios ¿es normal? ¿hay algo malo en ello?

Una de la anécdotas más chistosas que mis papas cuentan sobre mi infancia es la etapa en la que apreció mi amigo imaginario, un niño al que bautice como José Ignacio -aún nadie se explica por qué elegí ese nombre-, que me acompañaba a todos lados y era mi compañero de juegos.

¿Por qué los niños tienen amigos imaginarios?

bookcity.co.il

En la casa, en el coche y hasta en los paseos familiares, mi amigo tenía su lugar y su comida, como si fuera un miembro más de la familia. Pasó el tiempo y cuando entre a kínder casualmente conocí a un niño con el mismo nombre y mi amigo imaginario desapareció.

Ahora mi sobrino de dos años tiene lo que creemos es una amiga imaginaria, algo que me ha hecho mucha gracia y a despertado mi curiosidad por este fenómeno y la forma en la que los adultos cercanos a él debemos actuar en relación con su nueva amiga.

La explicación científica

Varías universidades de Estados Unidos han realizado estudios para comprender este fenómeno, y aunque los resultados obtenidos han sido muchos, no han sido concluyentes del todo debido a que las muestras eran muy reducidas. Algunos de estos estudios afirman que los amigos imaginarios son más comunes en los hijos únicos o niños rodeados principalmente de adultos, aunque no necesariamente es así.

La aparición de un amigo imaginario es muy común entre los niños de 3 años -aunque puede aparecer antes- hasta los 6 o 7 años y por lo general son los niños extremadamente creativos los que viven este fenómeno.

Si bien los psicólogos infantiles aseguran que no es algo que deba preocupar a los padres, si es bueno tener en cuenta que si la existencia del amigo continúa o aparece después de los 7 años, si se debe consultar a un especialista.

Cómo enfrentar este fenómeno 

Los padres deben ser cuidadosos en la actitud que tomen con respecto al amigo imaginario de su hijo, ya que si bien no deben fomentar la idea del amigo imaginario, tampoco pueden omitirla. La recomendación es dejar al niño ser y respetar su creatividad, pero siempre poniendo límites para que la existencia del amigo imaginario no lo aísle o le impida socializar con otros niños.

Es importante observar la relación de los niños con sus amigos imaginarios para poder detectar conductas fuera de lo normal, ya que hay casos de niños con amigos imaginarios agresivos que los llevan a tener conductas negativas, en estos casos lo mejor es involucrar al niño en actividades que no pueda compartir con su amigo imaginario y consultar a un psicólogo infantil.

Así que ya sabes, si tu hijo tiene un amigo imaginario con el que habla y juega, no debes asustarte ni alarmarte, es algo completamente normal, pero si debes cuidar que la relación de tu hijo con el amigo ficticio no se salga de control poniendo límites con respecto a los lugares y momentos en los que puede jugar con él.

Muchas gracias por leerme y seguirme en Instagram y Twitter.

signature3a

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Cafeinómana, bibliófila y enoclofófica. Amante de la comida, novia feliz y madre orgullosa de 3 perri-hijos. Escribo por diversión 😉
Marimar Durán
Follow me
El triste caso de un país preocupado por la infidelidad de una desconocida
Las grandes mentiras de la historia de México

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.