¡Mi hijo no come!

¿Tu hijo no come? Consejos para lograr que la hora de la comida sea una auténtica pesadilla.

MI hijo no come

¡El niñ@ no quiere comer! ¡come muy poco! ¡sólo quiere leche! Estas son algunas de las frases y quejas más comunes de las mamás de bebés de alrededor del año de vida y yo no fui la excepción.

Soy de esas pocas mamás afortunadas que tienen un bebé realmente disfrutable, duerme toda la noche desde los 5 meses, nunca ha sufrido de cólicos y reflujos, cero enfermizo, siempre de buen humor, independiente y nada berrinchudo, pero -siempre hay un pero- no come nada, sólo leche a la que ama e idolatra.

Nuestra pesadilla empezó alrededor de los 10 meses, cuando un día el bebé decidió no comer nada salado, es decir, nada de verduras, ninguna proteína animal, ni nada que se le parezca, y así empezó la faena de la triste hora de comida: berrinches, vómitos, gritos, llantos, comida en el suelo, paredes y techo, que en el mejor de los casos acababa en el estómago del perro. Mamá mortificada porque el niño no se alimenta, malhumorada y desesperanzada porque ya trató todo lo humanamente posible para que el pequeño abra la boca sin éxito.

Fue entonces cuando decidí realizar una búsqueda y la respuesta llegó a mis manos con un libro maravilloso del pediatra español Carlos González, titulado “Mi niño no me come”. Es un libro realmente maravilloso que aporta información médica y especializada de la nutrición del niño y por supuesto da consejos para esta terrible etapa. Dentro de las cosas que aprendí, contrarias a las creencias populares son las siguientes:

  • Los bebés no crecerán ni llegarán a ser adultos más altos y corpulentos por la cantidad de comida y nutrientes que ingieran en esta etapa. Todo esto se lleva en la información genética que cada uno traemos desde el momento de la concepción. Solamente no creceremos de acuerdo a nuestra genética si se cuenta con niveles de desnutrición infantil severos, como se pueden ver en poblaciones de pobreza extrema como en África y países en vías de desarrollo.
  • Las porciones de un bebé son muy diferentes a lo que nosotros como adultos creemos que es mucho o suficiente, sólo tu hij@ sabe lo que necesita, por lo que irás conociendo cuando es mucho, poco y suficiente para él.
  • No insistas, el método que propone el Dr. González, es presentar una charola de alimentos, parecido a lo que el resto de la familia come habitualmente y dejar que el niño empiece a familiarizarse con los diferentes tipos de alimentos. De ser posible, desaparece en ese momento para que el bebé no se sienta presionado, poco a poco llevará los alimentos a su boca.
  • Procura presentar una charola de alimentos bien balanceada: verduras, proteína, carbohidratos, cereales, etc. Habrá alimentos que el niño prefiera más que otros, sin embargo, aunque no coma el resto de los alimentos, sabrá que existen y que en algún momento los deberá comer.
  • Si no come nada de la charola, pero tenías pensado darle postre como yogurth o fruta, dáselo normalmente, no hagas del postre un premio o castigo.
  • Procura darle de comer al bebé en su silla o mesa, no persigas al bebé por toda la casa para darle de comer, el bebé debe de tener un horario y lugar establecido para las comidas.
  • Que el tiempo no sea interminable, presenta la charola de alimentos dale 20 minutos y continúas con el postre, después sigue con las actividades normales del bebé, no lo tengas sentado por horas hasta que pruebe o termine el plato, deberás de hacer que las comidas sean una actividad normal como la hora de juegos o de dormir.

Todavía no puedo decir que he triunfado con la alimentación de mi hijo, ya que sigue sin comer muchísimas cosas entre ellas la proteína animal, pero les puedo decir que la hora de la comida ya no es una pesadilla y poco a poco ha ido incorporando nuevos alimentos a su dieta.

Espero que estos consejos les sean de utilidad a todas las mamás que nos siguen y nos leen. No olviden compartirnos sus consejos y comentarios.

Puedes seguir la actividad del blog en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

signature7a

Arancha Durán

Arancha Durán

Turistóloga por profesión pero viajera de corazón. Esposa y mamá primeriza, soñadora incansable, ferviente creyente del karma “eres lo que haces, eres lo que piensas”. Amante de la moda “low cost” y decoración “vintage”. Sin lugar a duda la palabra Amor encabeza mi vocabulario.
Arancha Durán

Latest posts by Arancha Durán (see all)

Mi tatuaje, mi historia
Deja de buscar y llegará

Deja un comentario