Mi menú navideño, poco tradicional pero delicioso

MenúNavideño4

Si, debo sacar esto y decirlo en voz alta -aunque me odien- ¡no me gustan los romeritos, ni las tortitas de camarón, ni el bacalao! Y Las primeras veces que estuve en cenas de navidad en las que el menú se conformaba de platos típicos que, en su mayoría, no me gustaban, me sentía increíblemente culpable de no disfrutar la comida tradicional de mi país. Con el tiempo acepté que no por ser una tradición debía gustarme, que no era de aguigui eso de encontrarle el gusto, que por  cierto, nunca se lo encontré.

Menú Navideño

En la familia hay una revoltura de culturas y nacionalidades que hicieron que para mi las cenas navideñas significaran una amplísima variedad de platillos, así que los romeritos y el bacalao no eran mi única opción -gracias a Dios- y no desarrollé ningún tipo de afecto ni aprensión por los platos típicos de la época. Por lo qué mis opciones de menú navideño son muchísimas y cada año es diferente. Con excepción de los canelones, que no los perdono por nada del mundo.

Para los incomprendidos que no somos fanáticos de los romeritos y el bacalao, aquí un menú para una cena navideña deliciosa y diferente.

Sopa de cebolla: 

Clásica, deliciosa y perfecta para el frío, aqui lo que necesitamos para 8 porciones:

  • 170 gramos de mantequilla
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1.2 litros de fondo de carne de res
  • 3 cucharadas de harina
  • 1.5 kilos de cebolla blanca en rodajas finas (un buen tip es cambiar 2 cebollas blancas por rojas, le dan un dulzor muy especial)
  • 1/2 taza de vino blanco o brandy
  • 1 ajo
  • Queso gruyere
  • 16 rebanadas de baguette (busca la típica francesa que es más delgada y crocante)

En una cacerola pon la mantequilla con el aceite de oliva y agrega la cebolla, el azúcar y una pizca de sal. Tapa la cazuela, baja el fuego y deja la cebolla durante 20 o 30 minutos hasta que tome un color café claro, pero no quemada. Mueve de vez en cuando para evitar que se peguen y se quemen. Cuando ya estén con el color correcto echa el vino blanco, espera un par de minutos y espolvorea la harina y revuleve bien hasta integrarla con la cebolla, la mantequilla y el vino. Agrega el caldo y deja hervir 15 minutos más. Si optaste por brandy, este es el momento de agregarlo y sazona al gusto.

Tuesta el pan en un sartén o en el horno con un poco de aceite de oliva. Parte el ajo a la mitad y frota los panes por ambos lados. Precalienta al horno a 200 C.

Sirve la sopa en cuencos individuales, pon dos rebanadas de pan en cada uno y suficiente queso gruyere. Mete los cuencos al horno por 20 minutos o hasta que el queso gratine y listo, tienes una espectacular sopa de cebolla.

Canelones a la catalana:

Suaves y cremosos, son mi plato navideño estrella. Como la gran mayoría de los platos típicos, cada quien tiene su forma de hacerlo y aquí les dejo mi receta para preparar esta delicia. No tengo tan bien calculadas las cantidades pero ahí les va.

Para 50 canelones necesitamos:

  • 450 gramos de carne molida de ternera o res
  • 450 gramos de carne molida de cerdo
  • 450 gramos de carne molida de pollo
  • 300 gramos de foie
  • Media cabeza de ajos
  • Nuez moscada
  • 2 hojas de laurel
  • Sal y pimienta
  • 50 laminas de lasaña precocida o 50 laminas de pasta fresca
  • Queso parmesano al gusto
  • 2 litros de salsa bechamel (Tip: una ramita de romero en la salsa, le da un toque delicioso)

Lo primero y más importante son los canelones, puedes comprarlos frescos en alguna tienda que haga pastas y todo tipo de masas; comprar los canelones en tubo o láminas de lasaña en el súper; o bien, preparar la masa en casa (es la misma masa que la de las pastas italianas) y con ayuda de una máquina para pastas hacer las láminas, es un poco trabajoso pero el resultado es fenomenal.

Pon en un sartén los tres tipos de carnes molidas con media cabeza de ajos, hojas de laurel, sal, pimienta y nuez moscada. Tapa la olla y deja cocer la carne. Retira las hojas de laurel y el ajo. Reserva los jugos de la carne. Pon la carne en el procesador y agrega el foie y el jugo de la carne necesario hasta que la mezcla quede homogénea. Deja que se enfríe un poco y rellena los canelones. Las láminas de lasaña pre cocidas o láminas hechas en casa, debes ponerlas en agua hirviendo por algunos minutos hasta conseguir una cocción media. Sécalas con un paño, pon el relleno y enróllalos. Ponlos en un refractario, baña con salsa bechamel, pon el queso y hornea hasta que la salsa hierva o el queso se derrita. También puedes servir y hornear individualmente. Recuerda reservar un poco de salsa para después del horneado, ya que suelen secarse.

Salmón crujiente en salsa de mantequilla:

Para 8 personas necesitamos

  • 8 Filetes de salmón con piel
  • Aceite de girasol
  • Sal y pimienta
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 350 gramos de mantequilla sin sal en trozos
  • 6 cucharadas de vino blanco
  • 6 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 6 Granos de pimienta negra
  • 4 hojas de laurel
  • 3 cucharadas de crema espesa (no acida)
  • Estragón finamente picado al gusto
  • 2 chalotes finamente picado

Haz algunos cortes superficiales sobre la piel del salmón. Untales un poco de aceite de girasol, sal y pimienta. Calienta a fuego un sartén. Cuando este bien caliente, derrite las dos cucharadas de mantequilla y agrega aceite de girasol para evitar que la mantequilla se queme. Ya que este muy caliente, coloca los salmones con la parte d ella piel hacia abajo y déjalos por 7 minutos o hasta que la piel este bien crocante. Mueve de vez en cuando el sartén para evitar que se peguen.

Para la salsa pon los chalotes, el laurel, los granos de pimienta aplastados y el vinagre en una olla. Caliéntalo a fuego medio y déjalo hasta que el líquido se reduzca a una cucharada. Pásalo por un colador no metálico y regresa el liquido a la olla. Incorpora la crema y cuando hierva, baja el fuego. Agrega los 350 gramos de mantequilla, trozo por trozo removiendo para que se una bien. Agrega el estragón y sazona al gusto. Es importante que tomes en cuenta que esta salsa no puede recalentarse.

Muffins de arándanos o mora azul:

Sacada de uno de estos tantos canales dedicados a antojarnos de cuanta gordera es posible cada vez que entramos a Facebook, es de las pocas cosas dulces que me gusta hacer y me queda bien. Estos son los ingredientes para 12 muffins:

  • 1 1/4 taza de harina de trigo
  • 1/2 cucharadita de polvos de hornear
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/4 taza de mantequilla derretida sin sal
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de leche
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 3/4 taza de arándanos frescos

Precalienta el horno a 190ºc
En un bowl mezcla la harina, los polvos de hornear, el bicarbonato y la sal.  En otro bowl mezcla la mantequilla, el azúcar, el huevo, la leche y la vainilla. Una vez que esté bien unido agrega poco a poco la mezcla de harina y revuelve hasta que quede homogénea y agrega la mora azul.
En un molde para muffins enmantequillado rellena con la mezcla hasta 3/4 de altura ( los muffins suben). Llévalos al horno por 20 minutos. Comprueba que estén listos introduciendo un palito de madera. Cuando salga seco estará perfecto). Retira y deja enfriar antes de desmoldar los muffins.

Prometo subirles las fotos para que vean que tal quedo y así se animan a hacer alguna de estar recetas para Noche Vieja.  ¡Feliz Navidad y próspero 2018 Cucus!

Firma Marimar

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Cafeinómana, bibliófila y enoclofófica. Amante de la comida, novia feliz y madre orgullosa de 3 perri-hijos. Escribo por diversión 😉
Marimar Durán
Follow me
Panecillos integrales de avena hechos en casa
Un pedacito de Italia en el Centro de Tlalpan

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.