Si no murió en su búnker ¿qué pasó realmente con Hitler?

Si no murió en su búnker ¿qué pasó realmente con Hitler?

Teorías sobre la huida de Hitler tras la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial.

Si no murió en su búnker ¿qué pasó realmente con Hitler?

Imagen de www.wykop.pl

En 2009 investigadores de la universidad  de Connecticut tuvieron acceso al cráneo que se exponía en Moscú y que se aseguraba pertenecía a Adolf Hitler, siendo el único resto probatorio de que el líder del Tercer Reich había muerto durante la invasión de Berlín en 1945. Los resultados de los estudios de ADN revelaron lo que muchos sospechaban desde hacía años, que los restos no pertenecían a Hitler, por lo que la teoría de que había logrado escapar resurgió con más fuerza que nunca.

Lo que sucedió tras la “muerte” de Hitler

Tras la toma del edificio de la Cancillería en Berlín, donde estaba el Führerbunker, los soldados soviéticos hicieron un trabajo de búsqueda durante días en el lugar y sus alrededores, tras analizar los cadáveres calcinados que encontraron determinaron que ninguno pertenecía a Adolf Hitler. Stalin le comunicó al mundo sobre la infructuosa búsqueda de su ejército y advirtió que Hitler había logrado escapar.

Tiempo después de que Stalin muriera, el gobierno soviético cambió su versión asegurando tener un cráneo con la marca de un balazo que había sido rescatado entre los restos del búnker en Berlín y que pertenecía Hitler, presumiendo que aquello demostraba su muerte y respaldaba la “versión oficial” sobre sus últimos días, plasmada en un libro de Hugh Redwald Trevor-Roper en 1947, que después se sabría fue escrito por órdenes del Servicio de Inteligencia Británico.

Si no murió en su búnker ¿qué pasó realmente con Hitler?

Supuesto cráneo de Hitler.
Imagen de www.elmundo.es

En el libro “The Last Days of Hitler”, Trevor-Roper relata la historia que ha todos nos han contado sobre el final de uno de los mayores criminales de la historia, su refugio bajo tierra, su boda con Eva Braun y el shakesperiano suicidio de ambos, tras el cual, según el autor, por órdenes del propio Hitler sus restos fueron calcinados en el jardín de la Cancillería.

Dudas sobre la versión oficial 

Para muchos la historia sobre la muerte de Adolf Hitler es demasiado cuestionable, especialmente para los historiadores que han dedicado años de estudio e investigación a la Alemania Nazi y la Segunda Guerra Mundial.

Con el anuncio del fin de la guerra y la derrota nazi a la vuelta de la esquina, resulta poco creíble que el hombre que ambicionaba conquistar Europa y el mundo, se diera por vencido y terminará con su vida teniendo ante sus manos la posibilidad de huir bajo sus propios medios -como lo hicieron tantos de sus colaboradores- y también la opción de hacerlo con ayuda del mejor postor: Los Aliados o La Unión Soviética, que enfrentaban una guerra de intereses a pesar de su momentánea “amistad”.

Estados Unidos e Inglaterra querían evitar a toda costa la expansión del comunismo, mientras Stalin quería ver a su Ejercito Rojo marchando por toda Europa. En medio de aquella lucha, Hitler se había convertido en el mayor trofeo de guerra y ambos bandos estaban dispuestos a hacer lo que fuera por vencer al otro, inclusive, ayudar a huir al derrotado Führer.

Algunas teorías sobre la huida de Hitler

¿Cómo era posible que el creador del terrorífico Tercer Reich, el jefe supremo, el Führer que había aterrorizado al mundo, sabiéndose derrotado y teniendo alternativas, hubiera elegido ir a encerrase a un búnker en Berlín para suicidarse?

Tan lógico cuestionamiento es el que ha llevado a muchos a creer que Adolf Hitler no murió e investigar y recrear versiones sobre cómo pudo haber huido de Alemania y hacia dónde pudo ir.

Hay cientos de versiones -unas más creíbles que otras- pero entre las más investigadas y viables, la mayoría coinciden en lo mismo: Hitler huyó a Argentina en un submarino.

La forma en la que logró salir de Berlín, el lugar en el que abordo el submarino y si hizo alguna escala en su viaje rumbo a Sudamérica, son los principales puntos de discusión.

Mientras algunos aseguran que nunca estuvo en Berlín, otros dicen que tras su llegada a la Cancillería, la piloto nazi Hanna Reitsch, aterrizó cerca del complejo para sacarlo. Esta teoría fue aceptada y luego desmentida por la propia Reitsch, quien dejó un libro biográfico en el que deja abierta la pregunta si fue ella quien sacó a Hitler de Berlín.

El historiador argentino Carlos de Napoli, -protagonista del Documental “La huída de Hitler”-, defiende la teoría de que Adolf Hitler regreso a Berchtesgaden, una pequeña localidad en los Alpes de Bavaria donde tenía su residencia y un complejo llamado El Nido del Águila, principal centro de reunión de los líderes nazis; y coincide con quienes aseguran que durante los últimos días de la guerra voló a Horten, Noruega, el mayor puerto de submarinos alemanes, en donde se embarcó con destino a Mar de Plata en Argentina.

Si no murió en su búnker ¿qué pasó realmente con Hitler?

Submarino alemán.
Imagen de www.clubcimas.com

Otros historiadores aseguran que antes de salir con rumbo a Argentina, Hitler estuvo un tiempo en España, tal como lo muestra la serie documental “Hunting Hitler”, en la que los investigadores han logrado reunir pruebas y testimonios que lo ubican en un monasterio en Vigo tras el fin de la guerra en 1945.

Sin pruebas físicas que comprueben su muerte y ante la huida de muchos de sus socios criminales; así como las declaraciones que hiciera Stalin asegurando que los nazis se estaban escapando en submarinos hacia España o Japón, para después afirmar que el destino final era Argentina, sumado a los testimonios que confirman la presencia de Hitler en la Patagonia, estas teorías sobre su huida no resultan tan descabelladas.

¿Crees que Hitler logró escapar de Alemania? ¿Conoces más teorías sobre cómo pudo haber huido?

Muchas gracias por leerme y seguirme en Facebook, Instagram y Twitter.

signature3a

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Cafeinómana, bibliófila y enoclofófica. Amante de la comida, novia feliz y madre orgullosa de 3 perri-hijos. Escribo por diversión 😉
Marimar Durán
Follow me
El 2 de octubre si se olvida
El triste caso de un país preocupado por la infidelidad de una desconocida

Deja un comentario