¿Qué nos orilla a ser infieles?

¿Los seres humanos somos infieles por naturaleza? ¿Lo hacemos por necesidad o por simple diversión? Cuando has sido o te han sido infiel, lo primero que se viene a tu mente es “¿por qué?” y comienza una serie de razonamientos y escenarios que pasan a mil por hora dentro de tu cabeza intentando encontrar una respuesta lógica.

En realidad una infidelidad puede ser algo muy subjetivo dependiendo de las culturas, estilo de vida e incluso personalidad de los involucrados, lo que para a una persona puede ser una traición imperdonable, para la otra podría no significar algo grave, lo cual no generaría ningún remordimiento evidentemente. Así sea un beso, pasar la noche juntos o mensajes de texto subidos de tono en la app SweetRing, lo que la mayoría de la gente concuerda es que dichas acciones causan un impacto en la pareja, lo cual es suficiente motivo para evitarlas sin que tu compañero esté al tanto.

Existen innumerables razones que incitan a verse envuelto en este tipo de circunstancias, además cabe mencionar que cerca de la mitad de los casos no hay un solo culpable sino que existe una situación compleja; de igual modo, por increíble que parezca, una infidelidad en muchas ocasiones no significa que la relación ha fracasado y deba terminarse.

Entre las razones más comunes que tienes las personas que han sido infieles se encuentran:

  1. Se apagó la chispa

Puede ser que la chispa y la química que un día existió ya se apagó, se deja de pensar que son el uno para el otro y en tener un futuro juntos. Percibir que estás en una relación aburrida, estancada, sin pasarla bien y sin atracción alguna, definitivamente orilla a bajar la guardia y es posible que conozcas a alguien en algún evento, fiesta, bar o aplicación de cita como SweetRing.

  1. Insatisfacción sexual

No satisfacer tus necesidades sexuales con tu pareja puede ser muy frustrante, de igual forma cuando una de las partes desea intentar cosas nuevas para ponerle pimienta a la cama y la otra persona no le entusiasma mucho, suele generar fricción o falta de deseo entre ambos.

  1. Relación impar

En esta situación alguna de las partes cree que está sosteniendo la relación por sí sólo, es quien pone el esfuerzo emocional, profesional o económico y no percibe que existe una reciprocidad. Este es un caso complejo ya que la persona que está esforzándose en todo momento y no se considera correspondido, cree que merece algún tipo de aventura como recompensa, pero en cambio la otra persona que muchas veces es tratado como adolescente y no puede tomar ningún tipo de decisión en la relación, no se siente valorado y considera que lo que diga o haga no tiene ninguna importancia, por lo que si se presenta una oportunidad de infidelidad, es probable que la tome.

  1. Revancha

El clásico desquite de que si me la hacen me la cobro. En ocasiones con toda la intención pero en otras subconscientemente se cree que te la deben por lo que tienes carta abierta para estar a mano.

  1. Falta de compromiso

En ocasiones uno de los dos está convencido que la relación va viento en popa a largo plazo y tiene toda la actitud de llevarla a un futuro exitoso, pero la otra persona puede no pensar lo mismo y su nivel de compromiso es mucho menor, por lo que unos besos o sexting suelen tener poca relevancia porque sabe que la relación no será formal ni duradera.

  1. Porque se puede

¿Cuántas veces has oído a alguien decir, que no sabe por qué pero cuando tiene pareja le salen muchos pretendientes y tiene mucho más pegue que durante su soltería? Esto es algo común ya que irradiamos más seguridad cuando ya tenemos pareja, pero en el fondo significa un problema de autoestima que te hace sentir menos, por lo que cuando comienzas a saber que hay gente interesada en ti, resulta sencillo caer ante la tentación. Algunos infieles, en realidad son personas sumamente inseguras.

  1. Una cosa llevó a la otra

Cada circunstancia es única por lo que puede ser difícil ponernos en los zapatos de todas las personas que han pasado por eso, pero imagínate que están en el extranjero después de una semana de mucho estrés, o celebrando algún éxito profesional, tomas algunos tragos, conoces alguien con quien tienes una fuerte química y atracción, es una receta perfecta que acaba en una noche de pasión, tengas o no pareja. Muchas personas que han sido infieles, dicen “una cosa llevo a la otra…” porque en realidad ni siquiera lo pensaron , solo lo hicieron.

Sea cual sea el caso, la infidelidad siempre deja huella en las parejas, especialmente en la persona que fue engañada. Incluso en las culturas que permiten la poligamia, los celos y la sensación de traición son difíciles de controlar. Emocionalmente siempre será duro de aceptar y sobrellevar una infidelidad, así que antes de caer en la tentación, detente a pensar si a ti te gustaría ser el engañado.

Daniel Alvarez

Daniel Alvarez

Apasionado por las buenas pláticas y los deportes, siempre busco el constante aprendizaje a través de un libro o viajando a donde apunte la chancla. Profesional en la industria logística pero incursionando en el mundo del marketing digital y relaciones públicas, en donde he encontrado una nueva pasión que incita mi creatividad.
Daniel Alvarez
Lo que tienes que saber sobre realidad virtual y videos para adultos
Los mejores negocios para tener con tu pareja

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.