Saludo al Sol de Hatha Yoga: Restaura la vitalidad física y mental

El astro Sol regido por la deidad del Señor Surya es quien provee de salud y bienestar a las personas. El Sol es la fuente de vida en nuestro planeta; en todo lo que comes, bebes y respiras hay un elemento del sol. La adoración al Sol se ha realizado desde tiempo inmemorial por diversas culturas, ya que él brinda la luz, el conocimiento, el calor, la alegría, y el alimento para las plantas y los cultivos. Los yoguis también invocan las bendiciones del Sol y para hacerlo realizan una secuencia de posturas y movimientos reverenciándolo.

Saludo al Sol de Hatha Yoga: Restaura la vitalidad física y mentalSurya Namaskar o Saludo al Sol es una de las más completas e importantes series místicas del yoga; es un ejercicio completo para el sistema físico que no requiere de ningún equipo adicional, pero sobre todo, es una herramienta que permite liberarte de patrones o ciclos compulsivos.

En el Saludo al Sol no es una asana, es una serie de 12 asanas continuas que se sincronizan con la respiración y con la completa atención de la mente. Estas 12 posturas corresponden a cada uno de los 12 signos del zodíaco o también a las 12 fases del sol. El Sol desciende durante 6 meses en la cúpula celeste y luego asciende otros 6 meses. De igual modo el Saludo al Sol tiene 6 posturas descendientes y 6 ascendentes.

El propósito de Surya Namaskar es construir una dimensión dentro de ti, de manera que tus ciclos físicos estén en sincronía con los ciclos del sol. Cuando tu sistema físico se encuentra en un cierto nivel de vitalidad, de disposición y de receptividad, su ciclo está en sincronía con el ciclo solar, entonces, tu cuerpo deja de ser un obstáculo.

El saludo al sol se practica habitualmente a la salida y a la puesta del sol, pero también puede utilizarse como calentamiento en una sesión de asanas, puesto que calienta y flexibiliza todo el cuerpo.

Indicaciones

1. Inhala. De pie con los pies juntos y con las manos en posición de plegaria o con los brazos a los costados. Asegúrate que tu peso este distribuido equilibradamente. Exhala.

2. Inhalando, estira los brazos hacia arriba y dóblate hacia atrás desde la cintura, empujando las caderas hacia afuera, con las piernas estiradas. Relaja el cuello.

3. Exhalando, dóblate hacia adelante desde las caderas y apoya la palma de tus manos en el suelo, alineadas con los dedos de los pies, dobla las rodillas si es necesario. Si tus manos no llegan al suelo, apoya las manos en los músculos gemelos y flexiona los codos hacia atrás.

4. Inhalando, lleva la pierna derecha hacia atrás apoyando la rodilla en el suelo si es necesario. La rodilla izquierda se flexiona de forma que la rodilla quede alineada con el talón. Mantén la espalda alargada, abre el pecho al cielo y mira hacia el frente manteniendo la barbilla paralela al suelo. Las manos permanecen sobre el suelo con los dedos en punta en forma de copa.

5. Exhalando, lleva el pie izquierdo hacia atrás. Los pies están separados al ancho de las caderas y las manos están apoyadas en el suelo separadas al ancho de los hombros. Eleva tus caderas formando una «V» invertida. Trata de empujar tus talones y cabeza hacia el suelo y mantén tus hombros hacia atrás.
Inhalando, pasa el peso hacia el frente de modo que tu cuerpo quede paralelo al piso. Las muñecas, los codos y los hombros se mantienen alineados y extendidos. Soportar tu peso con las manos y los dedos de los pies.

6. Exhalando, flexiona los codos bajando el cuerpo, pero sin tocar el suelo, estos quedan paralelos a las muñecas y siempre deben ir cerca del cuerpo. Si esta postura representa gran esfuerzo para ti, puedes apoyar las rodillas en el piso y luego la barbilla, manteniendo las caderas arriba y los dedos de los pies doblados hacia adentro.

7. Inhalando, lleva suavemente el cuerpo hacia adelante. Lleva el pecho hacia arriba, alargando los brazos y apoyando los empeines de los pies en el suelo. Mira hacia el cielo y sin tocar el piso con las rodillas lleva el cóccix hacia abajo. Extiende hacia arriba el torso, proyecta el esternón al cielo y lleva la cabeza sin presionar el cuello levemente hacia atrás.

8. Exhalando, apoya los dedos de los pies en el piso para elevar tus caderas formando una « V » invertida, como en la postura 5.

9. Inhalando, lleva el pie derecho entre tus manos, como en la postura 4.

10. Exhalando, lleva el otro pie hacia adelante y dóblate desde la cintura como en la postura 3.

11. Inhalando, estira tus manos hacia adelante, luego hacia arriba y detrás sobre tu cabeza, doblándote suavemente desde la cintura, como en la postura 2.

12. Exhalando, suavemente vuelve a la postura de pie y baja tus brazos al lado del cuerpo.

Para una mayor claridad de estas indicaciones, observa la imagen donde se señala el nombre de cada postura y cuándo debes inhalar y exhalar.

Beneficios

Tonifica, estimula y rejuvenece todos los músculos y nervios del cuerpo estirándolos y revitalizándolos.

Flexibiliza la columna y las articulaciones de las piernas.

Aumenta la capacidad de resistencia de todo el organismo tonificando todos los órganos internos.

Mejora la salud del sistema digestivo. Extiende los músculos abdominales, ayuda a perder la grasa abdominal excesiva.

Combate el insomnio. Calma la mente, por lo que ayuda a conseguir un buen sueño.

Regula los ciclos menstruales irregulares.

Aumenta la circulación sanguínea y ayuda a prevenir las canas y la caída del cabello.

Reduce la sensación de inquietud y ansiedad.

Restaura la vitalidad física y mental.

Precauciones

Por ser un vinyasa (secuencia) con cierto grado de complejidad, los practicantes principiantes tienden a agitarse, por lo cual es preferible respirar más de una vez (si es necesario) por asana, que intentar llevar una respiración antinatural y descontrolada.

No ejecutes más ciclos de los que puedas hacer cómodamente. Te recomiendo comenzar con tres series e ir aumentando poco a poco el número de repeticiones.

Espero que se animen a practicar y desarrollar esta hermosa secuencia. Si son constantes, les aseguro que lo disfrutarán y verán los beneficios muy pronto. Envíen sus dudas y comentarios a ceciliagp09@gmail.com. Gracias por leerme. Namaste.

El Sol, al ser el rey de los astros, es testigo de todas tus actividades, así que como un gran representante del yoga, haz que cada paso masajee la tierra, que cada palabra endulce el viento y que cada acción alivie el dolor de todos los seres.

signature9a

Cecilia Gutiérrez
Follow me

Cecilia Gutiérrez

Estoy aprendiendo a amarme y esa es la tarea más difícil a la que me he enfrentado. Mi vida se hizo más sencilla cuando aprendí a aceptar las disculpas que nunca llegaron. No soy otro estereotipo. Persigo sueños, no personas. Me paro de cabeza por lo menos una vez al día. Sólo intento hacer lo mejor que puedo en este eterno viaje al interior del ser. Namasté.
Cecilia Gutiérrez
Follow me

Latest posts by Cecilia Gutiérrez (see all)

Un cuerpo realmente hermoso
Los 10 básicos en la elaboración de un tablero de sueños para la transformación personal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.