Etiqueta: familia

¿Se puede ser feliz en un matrimonio sin hijos?

Daniel Alvarez

Daniel Alvarez

Apasionado por las buenas pláticas y los deportes, siempre busco el constante aprendizaje a través de un libro o viajando a donde apunte la chancla. Profesional en la industria logística pero incursionando en el mundo del marketing digital y relaciones públicas, en donde he encontrado una nueva pasión que incita mi creatividad.
Daniel Alvarez

Solemos creer que un matrimonio sin hijos no puede ser feliz, que está incompleto, pero ¿qué tan cierto es?

¿Se puede ser feliz en un matrimonio sin hijos?

La mayoría de nosotros hemos crecido escuchando a familiares y amigos que el tener hijos una vez que encontraste a tu media naranja es obviamente el siguiente paso en tu vida adulta. Pocas personas se atreven a pensar en algo diferente, y quien lo hace, generalmente no lo expresa por temor a ser tachado de egoísta o amargado(a). Generalmente se asume que una pareja feliz está “incompleta” si no ha procreado o no tiene planes de hacerlo, inclusive se le llega a ver con lástima sin realmente considerar cuáles son las verdaderas razones detrás de esa decisión.

Un estudio realizado por la aplicación de citas formales SweetRing reveló que hasta un 22% de sus usuarios expresaron su deseo de vivir con su pareja el resto de su vida sin necesidad de tener hijos, ya que es posible ser feliz disfrutando de muchas ventajas que eso significa.

Estas fueron las principales razones que expresaron los participantes del estudio por las que se puede ser feliz en un matrimonio sin hijos:

  1. Estabilidad económica porque hay dos ingresos de personas activas y sin la necesidad de gastar en nadie más que ellos mismos, generalmente alcanza hasta para varios lujos.

  2. Viajar más y tener mayor flexibilidad de horario para realizar actividades recreativas y deportivas.

  3. Menos estrés ya que al tener hijos, los padres suelen estar muy preocupados por sus hijos en todo momento.

    ¿Se puede ser feliz en un matrimonio sin hijos?

  4. Sexo más frecuente ya que no existe el desgaste físico de cuidar a los hijos además del trabajo, por otro lado, no hay nadie a quien despierte a mitad de la noche.

  5. Se tiene mejor salud al poder dormir mejor y no tener ese estrés extra.

  6. Romper ese mito que los hijos pueden unir matrimonios, aún en dificultades.

Otro estudio realizado en el Reino Unido con una muestra de más de diez mil personas analizó el modo de vida, así como la felicidad reflejada y expresada de cada participante y llegó a la conclusión que los abuelos y tíos suelen ser significativamente más felices que los padres.

En el 2009, el New York Times publicó que la calidad de un matrimonio o una relación de pareja es frecuentemente mejor antes de la llegada de los hijos, tomando en cuenta la convivencia diaria, satisfacción de pareja y tiempo que pasan juntos.

¿Se puede ser feliz en un matrimonio sin hijos?Evidentemente las parejas que deciden tener hijos y son felices con ellos tienen todo mi reconocimiento y respeto ya que no es tarea fácil y es algo admirable. Lo importante es respetar igualmente las decisiones de quienes aceptan que tener hijos no es para ellos, ya que es igual de válido. Siendo una decisión tan sensible, es fundamental hablarlo con tu pareja desde una etapa temprana de la relación ya que seguramente propiciará mucho de que hablar y ponerse de acuerdo.

El arte de hacer tormentas en vasos de agua

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Mi cabeza es un caos de ideas que solo logran acomodarse cuando escribo, es ahí, en donde del caos, nacen las estrellas.
Marimar Durán
Follow me

Armarla de pedo por una estupidez y dejar que el problema escale hasta límites insospechados, es un arte por muchos conocido y perfeccionado.

El arte de hacer tormentas en vasos de agua

Imagen tomada de stephanieleidang.blogspot.mx

Hace unos días alguien me platicaba sobre un problema que tuvo con una prima que más bien es como su hermana, aquello era digno de una telenovela, los gritos y los insultos de un momento de ira, se convirtieron en semanas de silencio y absoluto alejamiento. Se bloquearon en whatsapp y se borraron en Facebook, pero mantienen su amistad en Instagram para dedicarse indirectas.

Hasta aquel momento ninguna de las dos partes parecían tener planes a corto plazo para volver a dirigirse la palabra y, mucho menos, para reconciliarse.

Después de escuchar atenta cada detalle del asunto, aún tenía una gran duda ¿por qué pelearon de esa manera? ¿Qué provocó aquel problema de dimensiones dignas de Nostradamus?

   ¡¡¡UN COJÍN!!!

¿Es en serio? ¿Un cojín? ¿Pues de que era el cojín? ¿De oro? O ¿por que un cojín es razón suficiente para que dos primas/hermanas se peleen y se dejen de hablar por semanas?

Bueno, pues resulta que el perrito de una de ellas hizo de sus gracias con el cojín de la otra. La dueña del bendito cojín se enojo y dijo algo como “eso pasa porque no educas bien a tu perro” y la dueña del causante del conflicto se sintió ofendida y el resto es historia…

Entonces recordé aquel hermoso dicho de “hacer tormentas en vasos de agua” y lo mucho que nos gusta ponerlo en práctica. Armarla de pedo por una estupidez y dejar que el problema escale hasta límites insospechados, es una especialidad de muchas personas y un error en el que todos, aunque sea una sola vez, hemos caído.

Que un perro haga de sus gracias en tu cojín favorito es motivo de enojo, si. Que una persona te diga que no educas bien a tu perro, también puede ser molesto, pero ¿es esto razón suficiente para mandar a la fregada una relación de toda la vida?

Las susodichas, en medio de su enojo, dirían que si y sacarían una lista eterna de razones absurdas que justifiquen su exageración “hace 7 años se puso mi vestido y lo rompió, en Abril del año pasado le dio like a la foto de Juanchita que me cae mal, se fue a Acapulco y no me invito…” pero dejando la ira de lado y siendo racionales, la respuesta es ¡NO! ¡OBVIO QUE NO!

Y es ahí donde está el meollo del asunto, muchas veces estamos tan enfrascados en el “me dijo, le dije, me hizo…” que perdemos por completo la noción de lo que realmente provocó el problema y le damos demasiada importancia a algo que en realidad no la tiene. Sacamos por completo de contexto la situación y la llevamos al extremo.

Tan fácil que era dejar pasar unos días, pedir disculpas, llegar a un arreglo sobre el cojín dañado, perdonar y dejar de lado el incidente, pero no, ambas -como muchos de nosotros en ciertos momentos- optaron por hacer de un hecho molesto, una auténtica tragedia griega en la que el orgullo y el enojo se antepusieron a la racionalidad y lo que en realidad importa.

Esto es un pequeño recordatorio para que la siguiente vez que tengas un problema con alguien que quieres, tu mamá, tu hermano, tu amiga, tu pareja, no hagas una tormenta en un vaso de agua, no pierdas la perspectiva y saques de contexto el asunto hasta llevarlo a una zona en la que tu relación con esa persona peligre.

No pierdas personas y relaciones importantes por tonterías, por situaciones que, por molestas que sean, en comparación con la relación que tienes con esa persona, son nimiedades.

No olviden Cucus que #DelCaosNacenLasEstrellas

Un día de campo en casa

Lizy Durán

Lizy Durán

¡Cocinera y culé de corazón! Mi pasión es la cocina, mi familia y el fútbol. Nada es mejor que una buena comida en una linda mesa, para disfrutar de un partido de fútbol a lado de los que quieres, especialmente si gana el Barcelona.
Lizy Durán

Latest posts by Lizy Durán (see all)

Con un poco de imaginación y creatividad, puedes organizar un día de campo en tu casa para invitar a tus amigos.

IMG_1141

Con la vida tan ajetreada que tenemos, es común no darnos tiempo para divertirnos y hacer las cosas que más nos gustan y olvidar lo importante que es alimentar la relación con las personas que queremos a través de la convivencia.

Soy esposa, mamá, profesionista y también abuela, aún así, siempre encuentro tiempo para organizar reuniones, porque pocas cosas disfruto tanto como preparar una rica comida, montar una linda mesa y crear ambientes únicos para disfrutar de una tarde en compañía de familiares y amigos.

Recuerdo que cuando veía programas de televisión con chefs que hacen unos platillos espectaculares y organizan unas reuniones dignas de la realeza, pensaba que era realmente bonito pero demasiado complicado para una mujer de la vida real que no tiene tanto tiempo disponible.

Pero la verdad es que, me gusta tanto que no me di por vencida y he logrado encontrar maneras sencillas y rápidas de hacer comidas ricas, reconfortantes y llenas de personalidad.

El fin de semana pasado, una sobrina fue a comer a la casa y mi esposo me había dicho que tenia antojo de hot dogs, por lo que decidí hacer un día de campo en el jardín de la casa.

Para hacer la comida sólo necesite un paquete de salchichas de res jumbo –las venden en Costco-, pan para hot dog grande y una bolsa de elotes dulces congelados –prepáralos siguiendo las instrucciones en el paquete-. Prepara tu asador o plancha, pon los elotes, las salchichas y el pan, en menos de lo que te imaginas tendrás una comida deliciosa.

Una comida tan sencilla puede ser fácilmente transformada con un poco de imaginación. Prepara una mesa al aire libre, un lindo mantel, algunas flores o hierbas dentro de “mason jars” o frascos de vidrio y una jarra de peltre son suficientes para crear un ambiente diferente.

Te recomiendo montar una mesa de apoyo en la que puedas poner la comida y todos los aditamentos para que la gente pueda servirse. Unas cajas de madera para colocar los diferentes aderezos y los cubiertos, unas velas, otro frasco con flores y listo, tienes un día de campo en casa.

Como puedes darte cuenta, no necesitas tener mucho tiempo ni gastar mucho dinero para organizar un día de campo en casa y disfrutar de una reunión con la familia o los amigos.

No importa que tan sencilla sea la comida o la decoración, lo importante es reunirse con las personas que queremos, y recuerda, los pequeños detalles son los que hacen la diferencia.

signature11a

4 consejos para hacer feliz a tu perro

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Mi cabeza es un caos de ideas que solo logran acomodarse cuando escribo, es ahí, en donde del caos, nacen las estrellas.
Marimar Durán
Follow me

Los perros han pasado a ser algo más que una simple mascota, se han convertido en una parte importante en la vida de sus dueños, en un miembro más de la familia. Los reyes de mi casa, sin lugar a dudas, son Loretto y Marcelina, a los que procuramos y consentimos como a nadie.

4 consejos para hacer feliz a tu perro

Muchos dicen que soy una exagerada por la forma en la que apapacho a mis perros, pero de que otra forma podría agradecerles su compañía, su lealtad y sus constantes muestras de cariño, si no es procurándoles cuidado y haciendo todo lo necesario para hacerlos felices.

Aunque los gustos y preferencias pueden variar según la raza y perronalidad de cada uno, hay 4 cuidados que a todos los perros se les deben procurar, por que realmente los hacen felices:

  1. Todos los perros necesitan tener momentos de actividad y distracción durante el día, algo que los saque de la rutina y les permita utilizar toda su energía de una forma positiva. Si tu perro es mayor de 6 u 8 años, una caminata por la mañana o un paseo en el parque por la tarde, podría ser suficiente para hacerlo feliz. Si tu perro es más joven, eso significa que tiene más energía y por ende debes pensar en una actividad física más enérgica como jugar con ellos en un espacio abierto y amplio, practicar jogging, caminata de montaña o, incluso, ciclismo.
  2. Para una mascota, el mejor momento del día es cuando te ve después de muchas horas de estar sólo. Cuando regreses a tu casa después de la escuela o del trabajo, salúdalo, agradécele la espera con un cariño y permite que se quede contigo, que te acompañe a ver la televisión, a comer, a leer un libro o cualquier cosa que debas hacer. Créeme, nada hará más feliz a tu perro que estar contigo.4 consejos para hacer feliz a tu perro
  3. Así como a ti te gusta salir con tus amigos y conocer gente, a los perros también. Si tu mascota tiene una naturaleza sociable, llévalo a lugares públicos donde pueda convivir y jugar con otros perros, organiza planes con tus amigos especialmente pensados para salir con los perros, jugar y divertirse, eso lo hará sumamente feliz.
  4. La salud repercute en el estado anímico de un perro, por lo que es sumamente importante que cuidemos de ella proporcionándole no solo la actividad física, sino también dándole una buena alimentación. El mercado ofrece una variedad impresionante de alimentos para perros, hay de todos tipos, sabores y colores, pero lo que importa es la calidad. Así que es momento de cambiar las croquetas de “súper” por unas premium. En mi experiencia, puedo decir qué las que más les han gustado a Loretto y Marcelina han sido las de Eukanuba.  Aliméntalo bien, cuida su salud y hazlo feliz.

Tu perro es una parte de tu vida, pero para él tu eres su vida. 

signature2

A %d blogueros les gusta esto: