Etiqueta: mejor amigo

Cómo saber cuando es momento de decirle adiós a nuestro perro

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Mi cabeza es un caos de ideas que solo logran acomodarse cuando escribo, es ahí, en donde del caos, nacen las estrellas.
Marimar Durán
Follow me

Decirle adiós a nuestro perro, nuestro hijo, nuestro mejor amigo, nunca será algo fácil.

Cómo saber cuando es momento de decirle adiós a nuestro perro

La semana pasada mi novio y yo vivimos un auténtico infierno. Después de unos días de ver a Baloo echado, sin querer comer y vomitando, creyendo que probablemente estaba empachado, de pronto descubrimos síntomas completamente anormales y que iban mucho más allá de un simple malestar.

Su respiración empezó a ser cada vez más rápida, su hocico -que suele tener manchas rosas- estaba pálido, sus encías y lengua también; y no solo eso, estaba frío, súper frío, aunque el no parecía sentirlo, por más que lo tapábamos y abrazábamos el seguía helado.

Con todo el susto del mundo lo llevamos a la único hospital veterinario que encontramos abierto en domingo. De un primer vistazo, decidieron hospitalizarlo para hacerle estudios.

Los preliminares de los estudios fueron solo un aviso del horrible diagnóstico que nos esperaba. Esa tarde empezó nuestra pesadilla. Nuestro cachorro de solo un año y nueve meses fue diagnosticado con una cardiopatía congénita en el lado derecho de su corazón que le provocó algo llamado estenosis pulmonar, además de una insuficiencia hepática.

El diagnóstico fue como un cubetazo de agua fría, pero saber que su esperanza de vida, si lograba salir de ese episodio, no era mayor a 6 meses, fue como un golpe seco en la boca del estomago, por algunos segundos nos quedamos sin aire.

Las primeras 72 horas fueron de un sufrimiento absoluto, Baloo no respondía a los tratamientos, cada visita lo veíamos más débil, más delgado, más resignado.

Pedimos una segunda opinión, creíamos qué tal vez el diagnóstico no era el correcto y por eso no estaba haciendo efecto el tratamiento; fuimos en busca de alguien que nos confirmara o desmintiera el diagnóstico, estábamos desesperados.

Cómo saber cuando es momento de decirle adiós a nuestro perro

Lo estaba paparazziando mientras chismeaba por la ventana y…

Comenzamos a pensar seriamente en la eutanasia. Ambos estábamos de acuerdo en algo, no queríamos que nuestro perro sufriera. Por mucho que nos doliera tomar una decisión así, no queríamos que nuestro egoísmo alargará la agonía de Baloo.

¿Será el momento de decirle adiós? ¿No es muy pronto para tomar esa decisión? ¿Y si esperamos un par de días más? ¿Y si solo estamos alargando su agonía? Y si aún no es su momento? ¿Pero si no lo hacemos ahora, después no será peor? ¿Si logra salir de esto, va a sufrir? Preguntas como esas pasaban por nuestra cabeza cada segundo del día.

Creo que los dos nos torturamos tanto pensándolo que llegamos a hablar sobre la posibilidad de que Baloo muriera de forma natural y la tranquilidad que sentiríamos de que él se fuera bajo sus propios términos.

El simple hecho de considerar la eutanasia como la mejor opción después de ver a nuestro perro tan malito y con un panorama nada prometedor sobre su calidad de vida, fue suficiente para que Baloo dijera “ni madres, ni crean que esto es todo para mí” y en cuestión de 2 días mejoro de una forma impresionante, empezó a comer, pudieron quitarle el oxígeno y, por fin, pudimos traerlo a casa.

De como creímos que iba a ser su vida a cómo es en realidad hasta ahora, la verdad hay mucha diferencia. No es que los veterinarios fueran unos exagerados, en realidad Bali tiene una enfermedad muy avanzada y su vida no es la de antes, pero tampoco parece un perro enfermo, no está tirado todo el día con cara de tristeza o malestar, en realidad el parece bastante feliz.

Camina por la casa, el jardín y el patio, chismea por doquier, su enfermedad no le impide emocionarse cuando nos ve, comer normalmente y hasta jugar un poco. Es verdad que ahora debemos estar más pendientes de él, no podemos dejarlo solo por mucho tiempo, debemos cuidar que no se agite mucho y cada cierto tiempo llevarlo a descansar para evitar la falta de oxígeno, también debemos darle un montón de medicinas a lo largo del día, por lo que el verdadero reto está siendo organizarnos para que el nunca este solo, darle sus medicinas a tiempo y que no se exagere con su actividad física.

Cómo saber cuando es momento de decirle adiós a nuestro perro

¡Me cacho en la movida!

Después de todo esto, puedo decirles que cuando se enfrenten a un diagnostico doloroso, siempre es importante buscar una segunda opinión y, sobre todo, analizar a conciencia el estado de su perrito. Con esta experiencia aprendí que ellos son los que nos dan la pauta para tomar decisiones que por muy dolorosas que sean son lo mejor para ellos.

No se trata de precipitarse, pero tampoco de alargar la agonía cuando ya no hay nada que hacer y el perrito está sufriendo.

Baloo se dio una segunda oportunidad que agradecemos infinitamente y nos dejó claro que no era su momento. Somos conscientes que su enfermedad es muy seria y mientras él no sufra, estaremos felices de tenerlo con nosotros y nos dedicaremos a llenarlo de amor y cuidados.

Muchas gracias por leerme y espero que mi historia sirva de ayuda para quienes estén pasando por un momento difícil con su perrihijo.

Nos leemos la siguiente semana, adioouus!

Lo que tu mejor amigo hace por ti sin que se lo pidas

Laura Barron
Follow me

Laura Barron

Amante del americano y el soccer. Fit por decisión y pasión. Seguidora de series, aferrada a encontrar una nueva historia que me atrape día a día. Un poco loca, target de pocas cosas dirían algunos pero siempre orgullosa de lo que soy.
Laura Barron
Follow me

Si hay algo que caracteriza a los perros es su increíble inteligencia y lealtad con los humanos. Es cierto que conforme pasa el tiempo, sus actitudes en ciertas situaciones los hacen los mejores amigos que podemos pedir.

Lo que tu mejor amigo hace por ti sin que se lo pidas

Si estás enfermo ellos lo saben, no necesitan ver un electrocardiograma o los resultados de laboratorio, su sexto sentido los mantendrá más cerca de ti y no se apartarán de tu lado hasta que te mejores. Algunas personas no sabrán el porqué de la ensimosidad de su perro si no se saben enfermos, así que hay que aprovechar sus instintos y una vuelta al médico puede resolver la duda.

Hay días difíciles en los que sientes que nada más no te hallas en el mundo y mientras vagas por la casa o te lamentas en la cama, escuchas un ruido peculiar a la lejanía; tal vez los efectos de una travesura chistosa o el hipo de tu peludo y en ese momento sabes que le perteneces y no estás solo. Cuando estamos tristes o deprimidos son los primeros en acompañarte, limpiarte las lágrimas con esas lengüitas mágicas y pasan los días en vela hasta que te sacan una sonrisa (porque solo ellos lo logran sin una palabra).

Y hablando de sin palabras, con ellos puedes desahogarte de cualquier cosa, sabiendo que no te criticarán o juzgarán, ellos solo estarán ahí para ti. Tal vez te miren de vez en vez con cara de suspicacia y creas que te van a ayudar a conquistar el mundo.

Te cuidan de lo visible y de lo invisible. Yo creo firmemente en que los perros ven y sienten mucho más de lo que nosotros podemos percibir, si bien es cierto nos pueden cuidar de las malas personas que nos topamos y ladrar como verdaderos guaruras, también creo que nos cuidan de todo aquello que nosotros simplemente ignoramos.

Comparte conmigo lo que hace especial a tu perro y los temas que te gustaría leer en esta sección. Sígueme en @loditaspiral y en nuestras redes (Facebook, Twitter, Instagram y YouTube) y cuéntanos qué quieres leer o ver. ¡Bonito viernes!

Laura Barron en The Cucu Room

Razones por las que tu perro es tu mejor amigo

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Mi cabeza es un caos de ideas que solo logran acomodarse cuando escribo, es ahí, en donde del caos, nacen las estrellas.
Marimar Durán
Follow me

Entre más conozco a la gente más quiero a mi perro.

Razones por las que tu perro es tu mejor amigo

No cabe duda que quienes tenemos la fortuna de tener uno o varios perros, estamos convencidos que como ellos no hay dos, y en algunos momentos de la vida confirmamos que son mejor compañía que cualquier ser humano por muchas razones:

1. ¡No hablan! Qué maravilla es poder compartir momentos de silencio con alguien.

2. Pero escuchan. No sé ustedes, pero yo hablo con mis perros y créanme que es de lo más terapéutico por una simple razón…

3. ¡No juzgan! El mayor miedo y la razón por la que no compartimos nuestros pensamientos con alguien más, es porque no queremos ser juzgados y los perros, gracias a Dios, no comparten sus pensamientos.

4. Están en las buenas y las malas, no importa cómo haya sido tu día, ellos saben exactamente como sacarte una sonrisa en el peor día o hacer tu sonrisa aún mayor en los buenos.

5. Te reciben con una meneada de rabo, una sonrisa perruna acompañada de los mejores abrazos y besos del mundo sin importar cuántas horas o días te hayas ausentado. Aunque resientan tu ausencia, no hay duda de que tu mejor amigo perruno es el más feliz cuando cruzas la puerta.

6. Son tan buenos amigos que sin importar que en las noches de frío (con las manos heladas) los acerques a ti y lo acomodes para que te de calorcito, claro sin abusar, porque luego te abandonan mitad de la noche por encimoso.

7. Su compañía es inigualable, ya sea mientras te lavas los dientes, mientras cocinas, trabajas o madrugas, ellos siempre estarán al pie del cañón para cualquier cosa que necesites.

Por esas y muchas más razones no hay mejor amigo ni mejor compañía que un perro. Síguenos en @marrrrrimar y @loditaspiral y en nuestras redes (Facebook, Twitter, Instagram y YouTube) y cuéntanos qué quieres leer o ver. ¡Feliz viernes de puente!

Marimar Durán y Laura Barron en The Cucu Room

A %d blogueros les gusta esto: