Etiqueta: México

¡Políticos, no estorben! Estamos ocupados rescatando a México

Marimar Durán
Follow me

Marimar Durán

Mi cabeza es un caos de ideas que solo logran acomodarse cuando escribo, es ahí, en donde del caos, nacen las estrellas.
Marimar Durán
Follow me

La catástrofe y el dolor nos han unido. Hemos descubierto que nosotros solos, sin politicos de por medio, podemos reconstruir México. Pero ahora, ¿qué sigue?

Recatando México

Foto Notimex

Estaba sentada en el coche, recién lo había estacionado y me preparaba para darle una retocadita al maquillaje. El coche empezó a moverse bruscamente, pensé que una grúa estaba haciendo de las suyas. No era cierto, eran mis esfuerzos por engañarme, simplemente me negaba  a creer que estuviera temblando otra vez.

Hacía dos horas había estado por las calles de Polanco resongando por el tráfico que causaba el simulacro por el 32 aniversario del terremoto del 85. Parecía una broma de muy mal gusto que retemblaran los centros de la tierra de esa manera, en ese preciso día.

Por si aquello fuera poco, mi celular no tenía internet ni señal y al poco tiempo también quedo sin batería. Ajena a lo que estaba pasando en otros puntos de la ciudad, solo veía ríos de personas apoderándose de las calles, automovilistas subiendo desconocidos. Parecía que todos estábamos perdidos, que caminábamos sin rumbo.

Pero todos encontramos el camino.

 “Un soldado en cada hijo te dio”

De pronto, aquel verso que he cantado desde que tengo memoria, se convertía en una realidad. A México, Dios le dio un soldado en cada hijo. Ciudadanos que no esperaron a que las autoridades aparecieran y levantaron el estado de emergencia por si mismos; abarrotaron las calles, se organizaron para formar brigadas, entraron en las zonas cero y comenzaron a remover escombros, hicieron listas de personas desaparecidas, encontradas, trasladadas a hospitales y fallecidas; montaron centros acopio con los recursos que tenían, vaciaron los estantes de los supermercados y llenaron las calles de agua y comida, encontraron vida y la salvaron.

La solidaridad se apoderó de una sociedad  joven criticada por su apatía social y política. No hizo falta pedir nada, no hizo falta una autoridad haciendo anuncios televisivos ni ruedas de prensa. La tecnología millennial bastaba. Los voluntarios llegaban por montones a donde sea que hicieran falta. Cargados con comida, agua, medicamentos, material de curación, palas y picos, a los ciudadanos no les hizo falta un uniforme para convertirse en soldados, ni una capa para ser héroes.

Mientras los políticos y uno que otro ciudadano desorientado discuten cual partido fue el primero en ofrecer parte de su presupuesto para los damnificados, cuál está ayudando más, cuál está exigiendo más a sus contrapartes, el resto de los mexicanos solo podemos pensar “no nos distraigan con pendejadas, estamos ocupados rescatando a nuestro país”

Cada uno desde nuestra trinchera, hombro con hombro, los ciudadanos, llámense militares, marinos, policías, bomberos, rescatistas, ingenieros, arquitectos, doctores, abogados, periodistas, chefs, terapeutas, franeleros, publicistas, albañiles, artistas, comerciantes, todos unidos estamos salvando y reconstruyendo nuestro país. Y solo pedimos una cosa, ¡POLÍTICOS, NO ESTORBEN!

No busquen distraernos con sus estupideces electorales, con sus dimes y diretes, con su interminable guerra partidista queriéndonos vestir de rojo, amarillo, verde, naranja, azul, blanco, negro, dividiéndonos como sociedad y poniéndonos unos contra otros.

Para la mala suerte de todos los politicuchos, la tragedia que dejo a su paso el terremoto hizo que nos encontráramos cómo sociedad, que descubriéramos el gran poder que tenemos para organizarnos y trabajar unidos por un mismo objetivo. Hemos descubierto que no necesitamos a nuestra clase política y hemos confirmado lo que ya sospechábamos: no sirven para nada más que para estorbar, entorpecer y frenar nuestro potencial como sociedad.

 Y ahora, ¿qué sigue?

Hoy tenemos la gran responsabilidad de no caer en la trampa y que nuevamente los partidos políticos nos dividan con sus campañas electorales basadas en el desprestigio, no debemos permitir que logren esa coyuntura social de la que solo ellos se benefician y nos alejen de nuestro objetivo: mantenernos unidos y reconstruir nuestro país.

Lo estamos haciendo, estamos trabajando, tomará meses, quizá años, pero no perdamos este sentimiento, no perdamos las ganas de salvar a nuestro país de las garras de la corrupción y reconstruirlo bajo nuestros términos. La naturaleza nos sacudió el piso y nosotros estamos sacudiendo nuestras mentes.

No hablemos de un futuro poco probable, no digamos que podríamos, digamos que ¡podemos ser el mejor país del mundo! Ustedes, con su valentía, su cooperación, su solidaridad y su compromiso me han convencido de ello. Ustedes, mis vecinos, mis amigos, mis lectores, mis paisanos, me han hecho sentirme más orgullosa que nunca de ser mexicana.

¡Vamos México, que nada ni nadie puede detenernos!

Firma Marimar

¿Puede una cirugía plástica mejorar tu vida?

Daniel Alvarez

Daniel Alvarez

Apasionado por las buenas pláticas y los deportes, siempre busco el constante aprendizaje a través de un libro o viajando a donde apunte la chancla. Profesional en la industria logística pero incursionando en el mundo del marketing digital y relaciones públicas, en donde he encontrado una nueva pasión que incita mi creatividad.
Daniel Alvarez

Cada año vemos un aumento de procedimientos médicos para mejorar la apariencia física alrededor del mundo y México no es la excepción, manteniéndose dentro de los primeros 5 países con más cirugías plásticas. Las razones son varias, pero una autoestima vulnerable suele ser un común denominador.

¿Puede la cirugía plástica mejorar tu vida?

Según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (ISAPS), México se encuentra únicamente detrás de EUA, Brasil, Japón e Italia, con el mayor número de cirugías plásticas con más de un millón de casos. Debemos mencionar que esta lista no considera la cantidad de procedimientos en comparación la población de dichos países, pero si se considera la cantidad per cápita, Corea del Sur sigue liderando, en donde una de cada cinco mujeres entre 20 y 40 años reveló que pasó por dicho procedimiento.

Es interesante analizar que las cirugías realizadas tanto en México como en la mayoría de los países occidentales, son el aumento de senos, liposucción y la rinoplastia. En cambio, en las naciones orientales lo más común es la operación de párpado y mandíbula.

Un estudio realizado por la aplicación de citas de moda JustDating indicó que el 73% de personas que se realizaron un procedimiento estético, experimentó mejoras en su vida, no solamente sentimental, sino incluso profesional, obteniendo algún ascenso o iniciando su propio negocio debido a que se sentían más seguros de sí mismos en general. La principal razón de optar por una mejora estética es indudablemente dicho aumento de seguridad personal, que suele ser baja debido a la presión social de un estereotipo definido de belleza.

¿Puede la cirugía plástica mejorar tu vida?

Una investigación realizada a casi 400 personas por la Universidad de Texas (Evolution and Human Behaviour) señaló que las mujeres no tienen una preferencia significativa por un buen cuerpo o una cara atractiva al escoger a un hombre, así sea para una relación a largo plazo o para algo casual, igual sucede con los hombres en el caso de escoger pareja a largo plazo, pero cuando deben elegir entre rostro y cuerpo para algo casual, más del 80% de los hombres indicó que el cuerpo era el factor más importante .

Cualquier procedimiento médico debe tomarse con seriedad y analizar los posibles resultados, es recomendable realizar una comparación con doctores reconocidos, así como consultar a sus pacientes. Si una cirugía puede ayudarte a conseguir algo en tu vida o hacer sentirte mejor, asegúrate de realizarla con médicos calificados.

Firma Daniel

Cozumel, la pequeña isla que se mantuvo unida

Alitzel Nangucé
Follow me

Alitzel Nangucé

Amante del verde, de reír, del mundo, curiosa por naturaleza lo que me lleva a investigar y que mejor para descubrirlo que diferentes formas, lectura, arte, culturas, personas, nunca pierdo la capacidad de asombro.
Alitzel Nangucé
Follow me

A todos nos encanta la playa y aunque las comodidades son fascinantes, nada como la naturaleza en todo su esplendor, tal como la que ofrece Cozumel.

Cozumel

Cozumel, una pequeña Isla Mexicana que pertenece al estado de Quintana Roo en el Caribe mexicano, fue también parte de la cultura Maya durante su apogeo y cuenta con innumerables arrecifes que puedes apreciar, además de pequeñas y hermosas playas para asolearte.

Para llegar a Cozumel puedes tomar un avión directo a Cozumel -si ya se que es redundante- o puedes tomar un vuelo a Cancún, viajar a Playa del Carmen y desde ahí tomar el Ferri directo a Cozumel, el último sale a las 10:00 pm hora local.

Cozumel es una isla realmente pequeña, que puedes recorrer caminando, en bici, motocicleta, taxi o rentando automóvil.

Hay numerosos Tours, a punta sur o al rededor de la isla y actividades acuáticas que como siempre se pueden ajustar al presupuesto, entre ellas esnorquelear, bucear, hacer padel, surffear.

Creo que lo único que no me encanto, como en Los Cabos y Cancún, es que todo se cotiza en dólares… haciendo que para el turismo nacional, no sea tan accesible.

Es un pueblo tranquilo, realmente no hay una vida nocturna espectacular, ya que no cuenta con bares o centro para bailar, ni grandes cadenas hoteleras o sus playas pertenecen a hoteles, ya que los lugareños formados por una población muy diversa de mexicanos, canadienses y estadounidenses, en su gran mayoría, le han exigido al gobierno que no se destruya el medio ambiente, por eso está isla conserva su belleza y tradiciones.

Cozumel

Es una isla que vive del turismo que tiene 8 meses de temporada alta, pero no por eso, los habitantes han permitido que los turistas y los desarrollos hoteleros terminen con la belleza de una isla que ha demostrado que si se puede hacer un turismo responsable. ¡Bravo Cozumel!

A %d blogueros les gusta esto: