Viajando con mil y una restricciones

Las restricciones de distintos transportes pueden ser engorrosos y para que no te abrumes aquí te decimos cómo optimizar espacio y aquello qué definitivamente no puedes llevar para evitarte un mal rato.

Viajando con mil y una restricciones

Se acerca nuevamente la temporada alta en diferentes partes del mundo y cuando vamos de viaje queremos que todo sea perfecto y que al mismo tiempo no nos falte absolutamente nada. Solo recuerda que estás por irte de vacaciones, no te estás mudando, ni estás huyendo a otro planeta.

Es importante que conozcas las restricciones y limitaciones de cada medio de transporte ya sea camión, tren, metro o avión. Cuando comenzamos todo esto del viaje, la emoción muchas veces no nos deja ver más allá de lo que es necesario (esto nos pasa más a las chicas porque siempre queremos estar fabulosas).

Primero que nada tienes que definir ¿qué tipo de viajero soy?, ¿cómo es mi viaje?, ¿cuántos días me voy?, ¿a dónde voy? y, una de las más importantes, ¿qué estación del año es y cómo se manifiesta a donde voy?

Los básicos

En todos los casos siempre es básico llevar un impermeable que se haga miniatura, un paraguas (pequeño no el de Charles Chaplin), un botiquín con curitas, anti gripales, pastillas para agruras y/o acidez, gastritis, diarrea, antiestaminicos (léase algo para las alergias, aunque no tengas), ungüentos milagrosos (ya sabes ese que te dice tu mamá y tu abuelita que te pongas cuando te lastimas).

Los artículos indispensables de baño: cepillo de dientes, pasta y jabón. Una tarjeta de crédito, teléfonos de emergencia de consulados y embajadas de tu país, ropa interior extra (tranquilo solo un par será necesario).

Viaje Aventurero

Si vas de #mochilazo tienes que llevar de todo en versiones pequeñas, una buena mochila, sleeping bag, ropa que combine con todo, zapatos cómodos, algunos instrumentos de cocina, algo de detergente, uno que otro traste y una cantimplora, lentes de sol, una toalla pequeña ultra mega absorbente.

Si planeas tener una noche #fancy, lleva lo más bonito y práctico que tengas que no se arrugue mucho (es un reto, consejo: lleva ropa que sea de telas orgánicas como el algodón, se arruga menos) ya que te quedarás en campamentos, hostales e incluso tomarás transportes de noche para ahorrarte el hospedaje.

Viaje Tradicional

Si vas a viajar de la “forma tradicional”, (que llegarás un hotel), aunque en algunos hoteles dejan como cortesía algo de jabón o shampoo será realmente muy poco y evidentemente no va a ser tu shampoo favorito y si esas cosas te irritan te invito a que lleves el tuyo.

Normalmente no hay rastrillos así que tienes que llevar el tuyo pero no tendrás que preocuparte por las toallas. Si vas a casa de un amigo o familiar, ubica las actividades que más o menos tienen preparadas, para que tengas un mejor control sobre la ropa y el exceso de equipaje que lleves.

Siempre metemos un montón de cosas que al final no usamos y lo puedes evitar si analizas los días que estarás, lo que harás y de cuánto tiempo dispones para esas actividades. Por ejemplo: quieres ir a unas aguas termales que están a dos horas del hotel y quieres ir de antro en la noche, pero también quieres ir al museo de historia natural, al zoológico, al mercado de artesanías, al gym, nadar e ir de shopping pero… vas solo 2 días.

Evidentemente no necesitas la ropa del gym, supéralo no vas a ir, decide si quieres ir al zoológico o al museo, si decides ir al museo, lleva ropa muy cómoda para interiores, saca la ropa de exteriores para el zoológico. Si vas a ir de shopping, ¡por Dios Santo, no lleves tanta ropa!, lleva la estrictamente necesaria.

Otra excelente opción es que si tú no puedes ser objetivo pídele a alguien que te ayude a hacer el “cross-check” de tu maleta, y como esa persona no está emocionada te ayudará a sacar cosas de la maleta.

Cosas a tener en cuenta

Debes considerar el tiempo de traslado de tus destinos, ya que eso te quita tiempo y aunque quieras no podrás hacerlo todo. Los trenes regularmente te dejan pasar todo tipo de líquido, así como los camiones, la diferencia es que en los camiones de algunas compañías solo dejan que documentes una maleta y cada compañía tiene sus medidas de peso y tamaño, en los trenes no, regularmente es lo que puedas cargar y acomodar dentro del tren.

Viajar en avión es otra situación, es una experiencia increíble llena de trámites que no son tan divertidos. Aunque tiene muchísimas limitaciones (el peso de las maletas, el tamaño y el contenido de ellas) así como que cada compañía define el peso, el costo del check-in de una, dos o más maletas.

Si no quieres documentar nada, recuerda que en tu maleta no puedes traer líquidos que excedan los 100ml y tienes que asegurarte que el contenedor marque 100ml, regularmente al oficial de los filtros de seguridad no le importará si tu frasco de 200ml contiene los 100 indicados y tirará tu crema, pasta, perfume, spray o enjuague bucal. Todo lo que decidas pasar debe caber en una bolsa resellable, de lo contrario repito, LO VAN A TIRAR.

Recuerda que también parte de empacar es acomodar tu maleta, no aventar todo, ya que así no dejas nada de espacio. Optimiza los espacios para que cuando regreses todo te quepa, incluidos los souvenirs, shopping y demás que sea nuevo en la maleta. Aquí te dejo algunas opciones de como empacar con mayor eficiencia.

Recuerda también que a donde vayas no siempre son las estaciones o aeropuertos de última tecnología y tú solo con tus propias manos tendrás que cargar ese equipaje. En YouTube o Pinterest así como en las páginas oficiales de diversas empresas de transporte podrás encontrar los límites y restricciones de equipaje, revísalos antes de salir, ya que algunos equipos deportivos tienen embalaje específico y costo adicional.

Es imposible controlarlo todo, pero prever así que pronóstico del clima y un ligero itinerario de actividades siempre serán tu mejor amigo.

Alitzel Nangucé en The Cucu Room

Alitzel Nangucé
Follow me

Alitzel Nangucé

Amante del verde, de reír, del mundo, curiosa por naturaleza lo que me lleva a investigar y que mejor para descubrirlo que diferentes formas, lectura, arte, culturas, personas, nunca pierdo la capacidad de asombro.
Alitzel Nangucé
Follow me
Una boda por planear: las damas
Amman, la ciudad que guarda siglos de historia

One Reply to “Viajando con mil y una restricciones”

  1. […] Viajando con Mil Y Un Restricciones […]

Deja un comentario