No seas la amiga mal vibrosa de la futura novia

¿Tus amigas se están casando y no te sientes muy feliz al respecto? Descubre si te convertiste en la amiga mal vibrosa que ninguna novia quiere tener.

No seas la amiga mal vibrosa de la futura novia

Mis amigas van a creer que solo voy a platicar con ellas para después tener de que escribir y pues no es del todo cierto, pero ¿qué puedo hacer cuando ellas me inspiran para los posts del blog? 

Pero bueno pues, vayamos al grano. 

Hace unas semanas me reuní con unas amigas que van a casarse próximamente, entre detalles de propuestas, anillos y vestidos, salió a relucir un tema muy interesante y que, al parecer, todas las novias han vivido: los celos y la envidia de otras mujeres.

Ambas novias coincidieron en algo, y es que desde el momento en que anunciaron su compromiso empezaron a ver un cambio de actitud en algunas mujeres de sus círculos más cercanos. De pronto, aquella amiga que ellas esperaban compartiera su felicidad, puso cara de horror ante la noticia, empezó a portarse extraño, hace muecas y comentarios fuera de lugar cada vez que se habla de la boda, se aleja… 

Sin ser una futura novia, ya me había dado cuenta de este singular fenómeno que me resulta increíblemente molesto. No sé si yo soy la anormal por sentir felicidad cuando veo a los demás cumpliendo sus sueños, pero me repatea que una amiga le tire mala onda a otra porque va a casarse.

Estas mujeres, a las que denominaré amigas mal vibrosas, muchas veces justifican su actitud asegurando que el matrimonio no es una buena idea, que la novia en cuestión está muy joven, que el novio no es un buen prospecto y más tonterías de esas, y ante opiniones así yo lo único que me pregunto es ¿y a ellas qué más les da?

Si el matrimonio no es una buena idea para ellas, pues que no se casen; si creen que los veintitantos es una mala edad para casarse, pues que se casen cuando lo crean conveniente; si el novio no es un buen prospecto, pues que bueno, al final no es SU novio. 

Pero en fin, esos, a mi parecer, son puros pretextos. Esas mal vibrosas, lo que sienten en realidad se llama envidia. Algunas tal vez por su soltería, que presumen disfrutar pero a la hora de la hora salen con sus carotas cuando la amiga va a casarse; otras, tal vez deben su mala actitud a su propio fracaso matrimonial o sentimental o por estar en una relación inestable; incluso puedo imaginar un motivo tan absurdo como el haber querido ser la primera del grupo en casarse, y pues ver que le ganan el lugar y, para colmo, su novio no tiene pa’ cuando caerse con el anillo, no les gusta nadita. 

Al final, razones puede haber miles, pero ninguna justifica que como amiga andes tirando negatividad y mala vibra ante algo que significa una felicidad para alguien cercano. Si para mi, que no soy la novia, me resulta incómodo y súper molesto que alguien ande con una actitud nefasta hacia la novia y su boda, para las novias debe ser horrible. Creo que si yo fuera ellas, ya hubiera mandado a mi amiga mal vibrosa mucho a la fregada -sorry, pero si-.

Sentir celos entre mujeres cuando una va a casarse es normal, de verdad, aunque creamos que el matrimonio ya pasó de moda y las mujeres ni casarse quieren, la realidad es que la gran mayoría es algo con lo que sueña o le gustaría que pasara algún día. Solo aquellas mujeres completamente seguras de que la vida en pareja no es algo que quieren, probablemente sean las que se salven de sentir celitos, porque hasta casadas hay que no se libran.

Pero lo realmente preocupante, a mi parecer, es cuando, más allá de los celos que podríamos denominar naturales, la boda de una amiga te provoca un envidia tal, que ni siquiera eres capaz de sonreír, de aparentar que estás feliz por ella. De ser así, niñas, perdón que se los diga, pero algo no anda nada bien con ustedes y sería bueno que hicieran una introspección para saber que está pasando que no les permite compartir una felicidad con alguien que quieren. Porque déjenme informarles que de no cambiar y seguir con su amargura, pueden perder a su amiga para siempre.

Por qué siendo muy sinceras, díganme  ¿quien quiere a una amiga amargada, negativa y mal vibrosa, especialmente cuando se trata de tu boda? ¡NADIE! Así que ojo con su actitud, porque luego andan llore y llore diciendo que no saben porque la amiga ya no las pela y ni de dama las eligió. O peor tantito, empiezan a creer que su amiga se alejó porque ya se siente señora.

En serio, esto no es para atacarlas, pero si se convirtieron en la amiga mal vibrosa es momento de que paren. Una novia quiere que sus amigas la apoyen y compartan con ella, no que la juzguen y la ataquen. Solo analiza si la forma en la que te has comportado es la forma en la que te gustaría que tus amigas se comportarán cuando la novia seas tú. No seas la amiga que no te gustaría tener, así de sencillo.

Muchas gracias por leerme. Novias compartan para que sus amigas mal vibrosas recapaciten.

Nos leemos por aquí la siguiente semana, adious! 

signature-marimar

Una boda por planear: Lazo, argollas y arras

El lazo, argollas y arras son elementos esenciales en una boda; ¿pero que tan costosos deben ser? ¿que debo buscar?

Una boda por planear: Lazo, argollas y arras

Como saben faltan pocos meses para que uno de los días más importantes de mi vida llegue.

A través de todo este tiempo me he dedicado a ver las cosas grandes, los grandes proveedores, lo esencial de la boda, lo que no puede faltar; por lo que ahora que estoy más tranquila y ya que todo eso ya está resuelto, me he dedicado a ver los detalles que son igual de importantes.

Hace unos meses les contaba acerca de los padrinos, la importancia que tienen en una boda pero sobretodo, la importancia que tienen para mi. Como bien les dije en ese momento, ni Jacobo ni yo somos muy religiosos; sin embargo, para mi si era y es de suma importancia tener una ceremonia con simbolísmos y significado.

A casi 6 meses de la boda decidí que era buen momento para empezar a conseguir todos esos elementos llenos de simbolismo, es decir, el lazo, las argollas y las arras, ¿ tan difícil podía ser?

Debo de confesarles que fue más complicado y costoso de lo que creí. Si bien es cierto que uno siempre trata de buscar lo mejor para su boda; también hay que ser un poco conscientes y buscar lo mejor al mejor precio y más en este tipo de cosas; que no me tomen a mal pero son elementos que se usan ese día y nunca más (el vestido de novia es diferente).

A demás del costo, me di cuenta que hay un sin número de tipos, estilos y formas de un lazo, de las arras y de los anillos. Hoy les voy a contar que fue lo que nosotros buscamos y adquirimos.

Lazo

A diferencia de mi mamá que mandó a hacer su lazo de boda una tela fina satinada con flores de migajón, yo lo buscaba en cristal o vidrio y sencillo.

Un día perdiendo el tiempo en redes sociales, me salió un anuncio de lazos de cristal personalizados. En seguida quede enamorada; por una cosa u otra ya no pude concretar nada con ellos; sin embargo me quede con la idea del lazo personalizado.

Poco tiempo después, fui a la última Expo Tu Boda del año y para mi sorpresa, los encontré.

Después de ver muchos, cotizar, hacer cuentas, y encuestas, me decidí por uno que cumplía con todo lo que buscaba. De vidrio, con iniciales, bueno, bonito y accesible.

Puede que haya gastado más de lo que quería pero no tanto como pensé y se que podré conservarlo por mucho tiempo y quien sabe igual hasta pasarlo a mis hijos.

Una boda por planear: Lazo, argollas y arras

Lazo de vidrio personalizado con iniciales: Argentum 

Arras

A diferencia del lazo, las arras se me hacen un gasto innecesario; por lo que cuando mi mamá me ofreció regalarme las suyas, no lo dudé ni dos veces.

Aunque no lo crean, llegué a ver arras que costaban más de 5,000 pesos y de verdad; aunque estas representan las abundancia y el bienestar económico de la pareja, me resulta raro empezar gastando tanto dinero por unas moneditas que a veces ni de plata son.

Lo mejor de estas arras que heredé, no solo es que fueron de mis papás a quienes admiro mucho por su matrimonio y su estabilidad y manejo económico; si no que aparte no son las típicas arras que todo mundo conoce; si no que son inusuales y diferentes.

Cuando hablé esto con los padrinos de arras y mi novio, los 4 creímos más necesario una vajilla, un microondas o un lindo regalo a una moneditas que nunca más se volverían a usar.

Una boda por planear: Lazo, argollas y arras

Arras: Herencia familiar

Anillos

Los anillos probablemente es lo más simbólico del matrimonio y encontrar unos que nos gustaran era nuestra prioridad.

Ni Jacobo ni yo estamos muy acostumbrados a traer cosas en las manos y menos joyería todo el tiempo (él mas que yo); por que para esto, los dos acordamos que queríamos unas argollas sencillas, planas, de oro blanco, lo más delgadas posibles y que no nos salieran en una fortuna.

Después de ver, de probarnos, de cotizar, de sufrir, de preocuparnos por no encontrar nada que nos gustará; sin querer, encontré los anillos perfectos también en Expo Tu Boda.

Y aunque los escogí casi sola y con Jacobo únicamente viéndolos por videollamada, y con las medidas al tanteo; no pudimos haber quedado más contentos ya que son justo lo que estábamos buscando, nos quedaron a la perfección y a un muy buen precio.

Una boda por planear: Lazo, argollas y arras

Anillos: Walkover Grupo Joyero 

En una boda, cada detalle, cada elemento y cada gasto va sumando a la cuenta final, por lo que hay siempre hay que buscar las mejores ofertas, las mejores oportunidades y siempre buscar de donde puedes recortar o reciclar; sin tener que sacrificar lo que más te gusta.

En toda mi búsqueda encontré cosas absurdas; lazos que iban desde los $500 pesos hasta los $20,000 y más; arras de oro con diamantes; argollas enormes, excéntricas y muy costosas; sin embargo, de verdad estoy convencida que estos elementos para la ceremonia religiosa tienen que ser lo más sencillos posibles., es contradictorio creer lo contrario.

a pesar de todo, ya estamos a un paso más y a un detalle y unos pendientes menos del gran día.

Muchas gracias a Argentum por su gran atención, por su paciencia y por su excelente trabajo, y gracias a Judith de Walkover Grupo Joyero por su comprensión, por su calidez, por su paciencia y por su profesionalismo. Estamos muy contentos.

Si tienes alguna pregunta o duda en lo que te pueda ayudar, escríbeme en los comentarios. Si quieres ver y seguir nuestros preparativos sígueme en mis redes sociales @loreg_r en Instagram y @lore-gr en Snapchat.

signature-lore

Filmatropía, una nueva forma de dar amor

En esta época del año en la que la ridiculez se potencializa y todo mundo es feliz dando amor; aprovecho para compartirles Filmatropía, un proyecto que fomenta la  el aprovechamiento de recursos que por lo general no se utilizan después de las filmacionesfilmatropia-logo

Foto tomada de Facebook/filmatropia

Las grandes empresas invierten fuertes sumas de dinero en la realización de comerciales y casi siempre,  por no decir que siempre, sobran recursos que  terminan por no aprovecharse. Al final de las filmaciones nos encontramos con muchos sobrantes de agua, ropa, alimentos y basura que pude ser reciclada y de mucha ayuda para quienes enfrentan una situación de carencia y pobreza.

Filmatropía es una organización sin ánimo de lucro creada por Gabriela Chacón Martínez quien es coordinadora de proyectos para varias casas productoras en la Ciudad de México. Gaby se dio cuenta que había una manera de canalizar todas las cosas que no se aprovechaban en las filmaciones y con Filmatropía lo hizo posible.

Si no tienes idea de lo que hablo, te voy a contar un caso. En un llamado se solicitó una pipa de 20 mil litros de agua que se necesitaba para filmar una escena de lluvia. Terminado el llamado sobraron 13 mil litros de agua. Filmatropía, de manera responsable y comprometida, se encargó de llevar este recurso a quienes lo necesitan. En este caso, a una comunidad que se dedica a la permacultura con huertos orgánicos y crianza de peces.

Así que ya sabes, si eres de los míos, te dedicas a la producción y además te encanta la idea de ayudar, puedes escribir por inbox, o mandar un correo a filmatropia.mx@gmail.com y formar parte de un proyecto lleno de amor bonito. Recuerda que todo lo que puedas donar será muy agradecido.

Gracias por leerme. Ya sabes que soy de esas ridículas empedernidas y que me gusta estar en contacto contigo, no olvides seguirme en mis redes sociales y llenarme de amor bonito. Si quieres colaborar con nosotras escríbeme a briziaha@gmail.com besitos. ¡Chaobai!

signature-brizia

A %d blogueros les gusta esto: